Redacción EC

Mañana se cumplen seis meses desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la pandemia del nuevo Covid-19, originado en la ciudad china de Wuhan a fines del 2019 y que actualmente encuentra su principal foco de contagio en nuestro continente.

MIRA: Brasil registra más de 40.000 casos y casi 1.000 muertes por coronavirus en un día

En ese momento, se registraban 124.578 casos de coronavirus en el mundo y 4.584 muertes a causa de la enfermedad, según datos de la OMS. A la fecha, el virus ha infectado a 27′994.688 personas y causado la muerte de 906.195, de acuerdo al registro de la Universidad Johns Hopkins. Aunque se estima que la cifra podría ser mayor, debido a los diferentes criterios aplicados por cada país y a las limitaciones en muchos casos para realizar pruebas de descarte.

Si bien los primeros casos fueron reportados en China, considerado el primer foco de la enfermedad, el Covid-19 no tardó en propagarse en Europa convirtiéndola en el segundo epicentro del virus hacia finales de marzo, con España e Italia como los países más afectados.

Una reciente investigación encabezada por la Universidad de Arizona junto a otras 13 instituciones de Estados Unidos, Bélgica, Canadá y el Reino Unido que fue publicada en la prestigiosa revista Science, da cuenta de que la escasa vigilancia de los viajeros permitió que se propagaran los brotes mayores en Europa y América del Norte al inicio de la crisis.

Para el 3 de abril ya se había superado la barrera del millón de contagios en el mundo, con Estados Unidos reportando la mayor cantidad de casos (290.606 y 7.826 muertos), aunque Italia y España seguían concentrando la mayor cantidad de decesos con 14.600 y 11.700 registrados respectivamente.

Tan solo 12 días después, se registraban el segundo millón de casos. Para este punto, Estados Unidos se había consolidado como el país más golpeado por la pandemia, con 613.187 contagios y más de 26.950 muertos.

Desde entonces, el país norteamericano no dejaría de encabezar la lista con las peores cifras. Donde sí se verían cambios sería en los siguientes lugares, principalmente cuando Italia y España comenzaron a registrar descensos en sus estadísticas para cederle el lugar primero a Rusia, luego a Brasil y en la actualidad a la India, este último país ha registrado un acelerado crecimiento de casos desde inicios de julio (198 mil) hasta los 4,4 millones que figuran en su último reporte.

El impacto en Latinoamérica

Si bien, como mencionábamos líneas atrás, Estados Unidos y la India encabezan la lista de países más afectados por la pandemia. América Latina y el Caribe, en conjunto, es considerada la región más golpeada en la actualidad con más de 300 mil muertos y cerca de 8 millones de infectados por el virus.

De acuerdo a la agencia AFP, la región formada por Estados Unidos y Canadá tiene la segunda mayor cantidad de infectados (6.504.734 millones). Y Europa es, después de América Latina, el área con más decesos (220.085).

Brasil es, por mucho, el país latinoamericano más afectado con 4,23 millones de casos confirmados y 129.522 decesos. México ocupa el segundo lugar en cifra de decesos con 69.095 fallecidos y el Perú la misma posición en cuanto a contagiados, con 702.776 a la fecha.

Sin embargo, nuestro país también registra la mayor tasa de letalidad por la enfermedad a nivel global, con 90 muertes por cada 100 mil habitantes.

La razón principal de que el golpe haya sido mucho más profundo en la región sería el deficiente sistema sanitario con el que cuentan la mayoría de países latinoamericanos, los mismos que no tardaron en colapsar ante la ingente cantidad de hospitalizados por el virus.

Sumado a la reducida infraestructura, escaza implementación y, en muchos casos, falta de profesionales de la salud, la OMS reporto que el 90% de países en el mundo sufrió de interrupciones en sus servicios de salud durante el período comprendido entre marzo y junio, siendo las más afectadas las naciones de ingresos bajos y medios, según la Evaluación rápida de la continuidad de los servicios de salud esenciales durante la pandemia de COVID-19.

Golpe histórico a la economía

Una de las primeras medidas por las que optaron los países a los que llegó el virus fue decretar el aislamiento social generalizado, también conocido como cuarentena. Esto, sin embargo, arrastró otro tipo de consecuencias, principalmente económicas, al anular por completo algunas industrias como la de turismo y entretenimiento, y limitar las operaciones de muchas otras.

Según la Organización Internacional del Trabajo, la pandemia causó que se perdieran más de 400 millones de empleos durante el primer semestre del año. El Banco Mundial prevé que la economía global se contraerá en un 5,2% este año, mientras que unas 71 millones de personas caerán en pobreza extrema.

Latinoamérica y el Caribe, esperan una contracción del 7,2%.

En resumen, la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, según la misma institución.

En economías como la peruana, donde se estima que el trabajo informal representa al 70% del total, se vio que en muchos casos resultaba imposible cumplir con el confinamiento debido a que ese grupo poblacional dependía de ingresos económicos diarios. Esto, a su vez, representó nuevos picos de contagios en el país pese a haber sumado 107 días de cuarentena nacional y continuar con medidas de aislamiento focalizadas.

Los diversos datos presentados demuestran que el futuro de la pandemia aún es incierto, aunque lo seguro es que las consecuencias durarán por varios años. O, como lo dijo el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en el último balance realizado esta semana por dicha organización: “La pandemia es una crisis sanitaria que ocurre sólo una vez por siglo y sus efectos se dejarán sentir en las décadas que vienen".

VIDEO RECOMENDADO

COVID-19: OMS espera una vacunación generalizada a mediados de 2021

TE PUEDE INTERESAR