Aeropuerto Internacional Tambo en Johannesburgo, Sudáfrica. 2021 (Foto de archivo: Michele Spatari / AFP)
Aeropuerto Internacional Tambo en Johannesburgo, Sudáfrica. 2021 (Foto de archivo: Michele Spatari / AFP)
Agencia Reuters

Agencia de noticias

El descubrimiento de una nueva variante del desató el viernes una alarma mundial, con países que se apresuraban a suspender los viajes desde el sur de África y con bolsas a ambos lados del Atlántico que sufrían sus mayores caídas en más de un año.

restringirá los viajes desde Sudáfrica -donde se descubrió la nueva mutación- y los países vecinos a partir del lunes, dijo un funcionario de alto rango del gobierno del presidente Joe Biden.

MIRA: La OMS clasifica como “preocupante” nueva variante del COVID-19 y la llamará ómicron

Yendo más allá, Canadá dijo que cerraba sus fronteras a esos países, tras las prohibiciones anunciadas por Reino Unido, la Unión Europea y otros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que designó la variante, bautizada omicron, como “preocupante”, una etiqueta que sólo se ha puesto a otras cuatro hasta la fecha.

Sin embargo, los científicos podrían tardar semanas en comprender plenamente las mutaciones de la variante. Las autoridades sanitarias tratan de determinar si la omicron es más transmisible o infecciosa que otras variantes y si las vacunas son eficaces contra ella.

El ministro de Salud sudafricano, Joe Phaahla, calificó de “injustificadas” las restricciones de viaje, aunque también dijo que los estudios preliminares sugerían que la nueva variante puede ser más transmisible.

”Esta nueva variante del virus COVID-19 es muy preocupante. Es la versión más mutada del virus que hemos visto hasta la fecha”, dijo el profesor Lawrence Young, virólogo de la universidad británica de Warwick.

”Algunas de las mutaciones que son similares a los cambios que hemos visto en otras variantes preocupantes están asociadas a una mayor transmisibilidad y a una resistencia parcial a la inmunidad inducida por la vacunación o la infección natural”, añadió.

Los temores afectaron a los mercados financieros, especialmente a las acciones de las compañías aéreas y del sector de los viajes, y al petróleo, que se desplomó unos 10 dólares por barril.

Mientras, la lucha por prohibir los viajes aéreos desde el sur de África dejó a cientos de pasajeros de dos vuelos de KLM procedentes de Ciudad del Cabo y Johannesburgo varados en la pista durante horas en el aeropuerto Schipol de Ámsterdam, antes de que fueran trasladados para ser examinados.

”VARIANTE MÁS SIGNIFICATIVA”

Otros países, como India, Japón, Israel, Turquía, Suiza y los Emiratos Árabes Unidos, también endurecieron las restricciones de viaje.

En Ginebra, la OMS, cuyos expertos discutieron el viernes los riesgos que presenta la variante, llamada B.1.1.529, advirtió contra las restricciones de viaje por ahora.

”Es muy importante que no haya respuestas precipitadas”, dijo el director de emergencias de la OMS, Mike Ryan, alabando a las instituciones de salud pública de Sudáfrica por haber detectado la nueva variante del coronavirus que causa el COVID-19.

La variante tiene una proteína de espiga que es dramáticamente diferente a la del coronavirus original en el que se basan las vacunas, dijo la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido, lo que provocaba temor a cómo responderán las vacunas actuales.

”Como han descrito los científicos, (esta es) la variante más significativa que han encontrado hasta la fecha”, dijo el secretario de Transporte británico, Grant Shapps, a Sky News.

DEMASIADO TARDE

El coronavirus ha sacudido el mundo en los dos años transcurridos desde que se identificó por primera vez en el centro de China, infectando a casi 260 millones de personas y matando a 5,4 millones.

Un epidemiólogo de Hong Kong afirma que puede ser demasiado tarde para endurecer las restricciones de viaje contra la última variante.

Lo más probable es que este virus ya esté en otros lugares. Así que si cerramos la puerta ahora, probablemente será demasiado tarde”, dijo Ben Cowling, de la Universidad de Hong Kong. Bélgica identificó el primer caso de Europa, sumándose a los de Botsuana, Israel y Hong Kong.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR