Médicos de urgencias trasladan a un paciente con COVID-19 a un hospital, en Manaos, Brasil, el 15 de mayo de 2020. Per cápita, Manaos es la ciudad de Brasil más golpeada por el COVID-19. (AP Foto/Felipe Dana).
Médicos de urgencias trasladan a un paciente con COVID-19 a un hospital, en Manaos, Brasil, el 15 de mayo de 2020. Per cápita, Manaos es la ciudad de Brasil más golpeada por el COVID-19. (AP Foto/Felipe Dana).
Redacción EC

La directora de la alertó este martes que la pandemia del “no muestra signos de una desaceleración” en las Américas, donde la mayoría de las muertes se concentran en Brasil, México y Estados Unidos.

“La pandemia del coronavirus no muestra signos de una desaceleración en la región”, advirtió la directora Carissa Etienne.

Etienne indicó que hasta el 20 de julio había 311.000 muertes en las Américas y que la semana pasada la región llegó a la cota de los 900.000 nuevos casos con 22.000 muertes, en su mayoría en Brasil, México y Estados Unidos.

La directora de la OPS destacó no obstante la situación en Canadá, que logró aplanar la curva de contagios mientras en el resto de América del Norte los casos siguen aumentando.

Carissa Etienne, directora de la OPS. (Foto: SAUL LOEB / AFP).
Carissa Etienne, directora de la OPS. (Foto: SAUL LOEB / AFP).

Etienne afirmó asimismo que la semana pasada, la mayoría de los países de Mesoamérica reportaron el mayor aumento semanal de casos desde el inicio de la pandemia.

Por otro lado, la funcionaria destacó que en pleno invierno en el Cono Sur, Chile, Argentina y Uruguay lograron importantes progresos en el seguimiento de la influenza.

“Ha habido una circulación muy baja de la influenza reportada en esos países, lo que sugiere que la higiene de manos y el distanciamiento social también pueden contribuir a la reducción de otros virus respiratorios”, indicó.

Fuente: AFP

___________________

VIDEO RECOMENDADO

Trump ahora promueve el uso de la mascarilla para protegerse del coronavirus. (EFE).

TE PUEDE INTERESAR


TAGS RELACIONADOS