San José (Reuters). La Casa Presidencial de Costa Rica izó el viernes la bandera arcoiris de la comunidad gay, anticipándose a la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia, en la que sería la primera vez en que el estandarte ondea en un edificio de tan alto nivel en América.

El presidente centroizquierdista Luis Guillermo Solís, quien ganó sorpresivamente las elecciones en la nación centroamericana en abril dijo en su cuenta de Twitter que "esta es la casa de todas y todos los costarricenses, con igualdad de derechos sin ninguna discriminación".

El Día Internacional Contra la Homofobia y la Transfobia se celebra el 17 de mayo.

La decisión ocurre mientras el sistema de medicina social de Costa Rica estudia extender algunos beneficios a las parejas del mismo sexo. En el país no está permitido el matrimonio homosexual.

Otros países de la región han avanzado en favor de los derechos de la comunidad lésbico, gay, bisexual y transexual (LGBT). En 2009, Ciudad de México enmendó su código civil para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Argentina, por su parte, legalizó el matrimonio homosexual en julio del 2010 en todo su territorio, mientras que Brasil y Uruguay lo hicieron en el 2013.