Un científico trabaja analizando pruebas de un test PCR realizado en Viena, Austria. La investigación de los distintos microorganismos permitirá prevenir una futura pandemia, según los expertos en salud. (Foto: Leonhard Foeger / Reuters)
Un científico trabaja analizando pruebas de un test PCR realizado en Viena, Austria. La investigación de los distintos microorganismos permitirá prevenir una futura pandemia, según los expertos en salud. (Foto: Leonhard Foeger / Reuters)
Renzo Giner Vásquez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Han pasado casi 14 meses desde que el 11 de marzo del 2020 el director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, declarara formalmente al Covid-19 como una pandemia. En este tiempo se calcula que en el mundo y 3′232.878 han fallecido a causa de la misma.

MIRA: Colombia: Estallan los enfrentamientos en la protesta contra Duque en Bogotá

Y si bien la tragedia ha estado acompañada de hitos como el desarrollo en tiempo récord de diversas vacunas que poco a poco van frenando su avance global, algo queda claro: no estábamos preparados ni social ni estructuralmente.

Según , “en los últimos 20 años, hemos tenido 6 amenazas importantes: SARS, MERS, ébola, gripe aviar y gripe porcina”. Todas ellas pudieron terminar convirtiéndose en una pandemia y no hay razón para pensar que no habrá más en el futuro.

Tomando en cuenta estos factores, la OMS y el Gobierno de Alemania acaban de anunciar la creación de un centro dedicado a “predecir, prevenir, detectar, prepararse y responder” a la siguiente pandemia.

El anuncio lo dieron el director del organismo supranacional y la canciller alemana, Ángela Merkel, la tarde del miércoles en Berlín, ciudad donde funcionará el centro que, en principio, tendrá un presupuesto de 30 millones de euros (unos US$36 millones) anuales provistos por Alemania.

El nuevo centro de la OMS será una plataforma mundial para la prevención de pandemias, que reunirá a diversas instituciones gubernamentales, académicas y privadas”, dijo Merkel en declaraciones .

Tedros explicó que eligió a Alemania luego de que en el 2017 este país convocara por primera vez a una cumbre de ministros de Salud durante la reunión del G20 y que habrían hablado del tema desde octubre del año pasado, según la agencia EFE.

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, durante la reunión del G20 realizada en Hamburgo en el 2017. El jefe del ente sanitario asegura que en ese encuentro se decantó por Alemania como sede del nuevo centro contra pandemias. (Foto: Odd Andersen / AFP)
El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, durante la reunión del G20 realizada en Hamburgo en el 2017. El jefe del ente sanitario asegura que en ese encuentro se decantó por Alemania como sede del nuevo centro contra pandemias. (Foto: Odd Andersen / AFP)

Posteriormente, Mike Ryan, director de la OMS para Emergencias Sanitarias, detalló que el trabajo que se realizará estará enfocado en estudiar desde la meteorología hasta la movilidad de personas o la salud animal, todo apoyado en herramientas tecnológicas como el análisis de macrodatos o la inteligencia artificial, añade la agencia de noticias española.

El Comercio conversó al respecto con el doctor Julio Cachay, infectólogo de la Clínica Ricardo Palma.

Durante los últimos años, la OMS ha mantenido la atención sobre posibles emergencias causadas por nuevos agentes infecciosos con potencial pandémico. A eso le ha llamado la ‘enfermedad X’, algo desconocido a lo que estar alerta”, explica Cachay.

En el 2018, cuando la OMS comenzó los estudios sobre la “enfermedad X”, sus expertos ya especulaban que esta podría provenir de una transmisión zoonótica; es decir, un virus animal que infectaba a un humano.

Por eso el trabajo en los diversos laboratorios que han implementado en el mundo está principalmente enfocado en estudiar los microbios que abundan en la fauna salvaje, con la finalidad de conocer cuáles son estos virus, bacterias, hongos o protozoarios exclusivos de otras especies”, explica el doctor.

A raíz de la expansión de la población humana, que ya alcanzó los 8 mil millones de habitantes, e invade ecosistemas a los que antes no habíamos llegado, nos exponemos a estos nuevos agentes. Eso es lo que aumenta la posibilidad de que una bacteria o un virus exclusivo de un animal mute y salte a nosotros”, añade.

Si bien la OMS ha señalado que hacen falta más estudios e informes detallados para conocer en su totalidad las condiciones en las que se generó la pandemia de Covid-19, la principal teoría señala que el virus pasó de un murciélago a "una especie hospedadora" y luego a los humanos en el mercado de Wuhan, en China, origen de la catástrofe. (Foto: Noel Celis / AFP)
Si bien la OMS ha señalado que hacen falta más estudios e informes detallados para conocer en su totalidad las condiciones en las que se generó la pandemia de Covid-19, la principal teoría señala que el virus pasó de un murciélago a "una especie hospedadora" y luego a los humanos en el mercado de Wuhan, en China, origen de la catástrofe. (Foto: Noel Celis / AFP)

Tal como mencionábamos líneas atrás, las pandemias han sucedido a lo largo de la existencia humana y no habría razón para pensar que la del Covid-19 será la última. Todo lo contrario, una epidemia de este tipo resultaría mas bien inevitable.

Es una de las conclusiones: es ineludible. Las interacciones biológicas que se dan son inevitables. Esa es la naturaleza evolutiva. Si vemos hacia atrás, a las pandemias pasadas, vemos que siguen el mismo esquema aunque con diferencias propias, claro está”, comenta Cachay.

Entonces, ¿por qué constituir un centro que intente frenar lo inevitable? “Este centro no será la panacea, hay millones de especies biológicas y nosotros conocemos miles, siempre habrá un margen de desconocimiento. Pero nos permitirá obtener información y conocer con mayor perspectiva los ciclos biológicos posibles de las diferentes especies, para así responder ante alguna nueva infección, comparándola con ciclos que ya conozcamos”, responde el especialista.

Para graficar su punto, Cachay pone un ejemplo: “El genoma del SARS-CoV-2 (virus que causa la enfermedad de Covid-19) se conoció en dos semanas, a diferencia de 1981 cuando tomó tres años para descubrir la secuencia genética del VIH”.

Con la pandemia todos están investigando y trabajando, pero cuando acabe no tiene por qué desactivarse. Se debe seguir trabajando en la misma magnitud y acumulando conocimiento que nos permita respuestas casi inmediatas en el futuro”, finaliza el experto.

VIDEO RECOMENDADO

TE PUEDE INTERESAR