Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Actualidad

Crisis migratoria: Oktoberfest dicta medida especial

La tradicional fiesta de la cerveza comenzó en Múnich, la ciudad alemana hasta donde han llegado 40.000 refugiados

Crisis migratoria: Oktoberfest dicta medida especial

Crisis migratoria: Oktoberfest dicta medida especial

La tradicional fiesta de la cerveza, Oktoberfest, comenzó este sábado en Múnich, en el sur de Alemania, donde las autoridades tomaron medidas para evitar eventuales incidentes entre los refugiados que llegaron en los últimos días y los numerosos visitantes que acudan al evento.

 

El alcalde de la capital bávara, Dieter Reiter, inauguró a las 12H00 locales (5 a.m. en el Perú) la 182º edición de la Oktoberfest, el mayor festival dedicado a la cerveza en todo el mundo.

"Nos gusta esta tradición, todo el mundo acicalado. Es una verdadera fiesta popular", dice Gabriel Estrada, un ingeniero mexicano de 49 años que trabaja para BMW.  Su esposa Beatriz, de 48 años, cree, sin embargo, que "hay mucha gente preocupada" que "no sabe qué va a pasar y teme las agresiones". 

Y es que en los dos últimos fines de semana, Múnich ha afrontado la llegada de 40.000  refugiados que huyen principalmente de Siria, Afganistán e Iraq, aunque el restablecimiento de los controles en la frontera con Austria, el pasado domingo, redujo su afluencia. 

"La situación es mucho menos tensa que en los últimos días", confirmó Wolfgang Hauner, portavoz de la policía federal.

Muchos turistas adoptaron la vestimenta tradicional: pantalón corto de piel y tirantes bordados para los hombres, blusas plisadas y muy escotadas para las mujeres, todo diseñado para acomodar unas barrigas tensas por el alcohol. 

Las autoridades quieren "separar los distintos grupos para que no se produzca ninguna situación de conflicto", sobre todo con "los solicitantes de asilo de países musulmanes, que no están acostumbrados a encontrarse en público con gente sumamente ebria", dijo el ministro bávaro del Interior, Joachim Herrmann. 

Wilfried Blume-Beyerle, encargado de la Oktoberfest en el gobierno bávaro, explicó que los visitantes de la fiesta serán orientados directamente hacia la salida sur de la estación ferroviaria, donde se reúnen los bebedores de cerveza, mientras los migrantes saldrán por el norte, donde unos voluntarios los acogen cada día con comida, bebida y otros productos de primera necesidad.

"No podrán mantener eternamente los controles en las fronteras", opina Colin Turner, uno de los portavoces de esos voluntarios, quien prevé que vuelva a aumentar la llegada de refugiados a Múnich tras el final de la Oktoberfest, el 4 de octubre. 

La fiesta, que empezó celebrándose en octubre para conmemorar el matrimonio de Luis II de Baviera, se adelantó para disfrutar de un clima más agradable. En sus 16 días de duración, se prevén seis millones de participantes, que deberían dejar unos 1.000 millones de euros para la economía local. 

Fuente: AFP

Tags Relacionados:

Alemania

Refugiados

Múnich

Oktoberfest

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada