(Foto: El Comercio / César Campos)
(Foto: El Comercio / César Campos)
Milagros Asto Sánchez

Cuenta , nacida en Los Ángeles, que su pasión por la multiculturalidad la heredó de su padre, un académico estadounidense que llegó a hablar muy bien el español, y su madre, una exiliada cubana con un doctorado en Literatura española, cuya tesis de maestría trató sobre “Todas las sangres”, de José María Arguedas. 

Hudson, la mujer fuerte de CNN en Español, compartió esa parte de su historia esta semana al recibir en Lima un premio de la Universidad Ricardo Palma por haber creado el Proyecto Ser Humano, una campaña multiplataforma que apunta a luchar contra la discriminación en Estados Unidos, donde las duras políticas migratorias de Donald Trump no dejan de causar división. 






—¿En qué momento decide que una campaña contra la discriminación no podía esperar más?
Se sumaron dos temas importantes. El primero era ver que el Gobierno Estadounidense, y más específicamente el presidente, estaba usando un lenguaje muy negativo hacia los inmigrantes y hacia los latinos en particular. Eso se compaginó con el momento en que vi la magnífica película “Roma”, de Alfonso Cuarón, y me molestó terriblemente que algunos actores y actrices mexicanos se dedicaran a hablar horrores de Yalitza Aparicio, la protagonista, y a fijarse en si era “fea” o “indígena”.

Me pregunté cómo era posible que pidamos respeto en cualquier lugar cuando no nos respetamos nosotros mismos. Entonces le dije a mi equipo: “Tenemos que tomar una postura ante el ataque hacia los latinos”. No podemos seguir solamente informando, tenemos que defender a nuestros pueblos.

—Hace unos meses escribió una columna titulada “El odio se enseña”. ¿Qué quiere enseñarle el Proyecto Ser Humano a Donald Trump?
No sé si realmente vamos a poder cambiar las ideas de Donald Trump. Yo creo que tristemente para algunas personas es tarde, pero para otras generaciones no y por eso es muy importante enseñar que nuestro deber como seres humanos que comparten el mismo cielo, la misma tierra, como dice la canción de Gian Marco [quien compuso la canción del proyecto], es enseñar a todos el respeto hacia el otro, enseñar que cada persona vale y tiene algo que aportar en este mundo.

—Parece mentira que aún se tenga que enseñar que la discriminación está mal…
Es absurdo. Por eso yo digo que estamos retrocediendo como sociedad, no entiendo cómo hemos permitido que vuelvan males, hasta cierto punto históricos, y conceptos que se han comprobado que no son verdad. No hay una diferencia genética entre las personas y pensar que hay gente que sigue abogando por estos temas es increíble.

—Caravanas de migrantes, niños separados de sus padres, duras políticas migratorias. ¿Qué es lo peor del legado que deja el gobierno de Trump?
Las familias dañadas para siempre, los niños traumatizados para toda la vida.

Las caravanas de migrantes se han convertido en un drama en Estados Unidos. (Foto: Reuters)
Las caravanas de migrantes se han convertido en un drama en Estados Unidos. (Foto: Reuters)

—¿Cómo se explica que Trump aún tenga posibilidades de reelegirse?
En este momento creo que Trump no tiene a las más altas encuestas a su favor, pero uno nunca sabe. Yo creo que se utilizan métodos muy conocidos de propaganda para buscar a personas que de alguna manera tienen resentimientos. Son las mismas tácticas que usaron los nazis cuando tomaron el poder de Alemania.

—Ha hablado, citando a Arguedas, de la importancia de la integración social de todas las sangres en América. Hoy que enfrentamos la migración venezolana y centroamericana, ¿cómo ve a nuestra región en ese aspecto?
Yo creo que es la primera vez en América Latina que llegan personas de forma multitudinaria huyendo de una crisis como la que vive Venezuela. En el pasado hubo inmigrantes económicos, pero esta es la primera vez que se ven estos grandes éxodos. Por ejemplo, el gran éxodo cubano fue a EE.UU., pero los cubanos llegaron a un país que tenía una serie de sistemas ya puestos en su lugar para poderlos recibir. Latinoamérica no está capacitada para recibir a tantas personas, es muy complicado acomodarlos, conseguirles trabajo, se crean problemas interculturales. No podemos caer en la tentación de echarle la culpa al otro del problema de uno y hacerlo es muy fácil cuando hay movimientos migratorios.

—¿Cómo está el acceso a las fuentes de la Casa Blanca para CNN tras lo ocurrido con Jim Acosta, a quien le quitaron temporalmente la credencial el año pasado?
Él sigue cubriendo al presidente. Obviamente, el presidente decide cada día a quién quiere atacar, a veces nos ataca a nosotros, últimamente vemos con gran sorpresa que está atacando a Fox News porque también está reportando la verdad y la verdad le molesta. Nosotros pensamos que él es un presidente y luego habrá otros. En algún momento saldrá.

Donald Trump acusó al periodista de CNN Jim Acosta de trabajar para las fake news durante una conferencia de prensa en noviembre del 2018. (Foto: Reuters)
Donald Trump acusó al periodista de CNN Jim Acosta de trabajar para las fake news durante una conferencia de prensa en noviembre del 2018. (Foto: Reuters)

—¿Cree que la gestión de Trump ha polarizado también a la prensa?
No lo creo. Hay un tema interesante en EE.UU., Fox News tiene algunos programas de noticias, pero realmente no es un canal de noticias, es un canal de opinión, de presentadores que no son periodistas, sino que son gente que fomenta opinión y tildan eso de noticias. Ese es el gran peligro de las ‘fake news’, decir que algo es noticia cuando en realidad es propaganda y opinión.

—Eso desprestigia a toda la prensa.
Por supuesto, porque nosotros tenemos el deber de decir “esto no es verdad” y de seguir reportando como manda el periodismo serio.

—¿Quién va ganando en la batalla contra las ‘fake news’ o noticias falsas?
Desafortunadamente, las ‘fake news’ surgen porque grupos o políticos o países están utilizando las redes masivas y el mundo multiplataforma para crear divisiones. Dividir y conquistar son lo mismo. Siempre digo que hay que hablar muy claro con la gente, con los jóvenes, hay que decirles que con el derecho que tienen a ver también tienen la responsabilidad de estar seguros de que lo que están viendo es cierto. Siempre deben preguntarse quién gana con crear una noticia como esa.

—En momentos en que se debate sobre suscripciones, cómo atraer a la audiencia y sobreinformación, ¿a qué debe apuntar el periodismo?
El periodismo no es solo informar porque la gente puede informarse inmediatamente a través del teléfono. Cuando la gente ve CNN o abre El Comercio, ya sabe cuál es la noticia, nuestro deber es explicar el porqué. Contar por qué está pasando esto, por qué es importante y cómo me afecta. Para mí, el porqué es la esencia del periodismo de hoy.

—¿Cuán importante es que los medios emprendan campañas sociales, pasar del reporte a la acción?
Es importante para todas las empresas, no solamente para el periodismo. En el mundo en el que vivimos, una empresa que no tiene una causa que de alguna manera complemente a la humanidad es una empresa que está trabajando solo por el dinero. 

Sobre Cynthia Hudson:
​Nacimiento: Los Ángeles, EE.UU. ( 1964 )

Profesión: Periodista y ejecutiva de televisión

Reconocimientos: Hudson ha ganado 8 premios Emmy regionales y ha sido nombrada una de las mujeres más poderosas de habla hispana de la revista “People en Español”.