El diamante que mantiene enfrentados a Pakistán y Reino Unido
El diamante que mantiene enfrentados a Pakistán y Reino Unido

La justicia de Pakistán examina una demanda a la para que restituya el Koh-i-Noor, legendario diamante del que se apoderó durante la colonización en el subcontinente indio.

Esta piedra de 105,6 quilates, reclamada por varios países, adorna una corona que fue portada por última vez en 1953 por la fallecida reina madre Isabel para la coronación de la actual soberana Isabel II.

La dinastía británica la ha reservado a las mujeres, ya que tiene la reputación de traer mala suerte a los hombres, debido a su sangrienta historia: el diamante ha cambiado de manos al calor de batallas y saqueos, pero también de intrigas y torturas.

El diamante, extraído de las minas de Golconde en el sur de India, ha sido propiedad de príncipes mogoles, de guerreros persas, de soberanos afganos y de marajás del Punyab.

En 1849, en Lahore, fue entregado por el joven príncipe sij Duleep Singh a representantes de la reina Victoria, emperadora de las Indias, al cabo de un acuerdo que ratificaba la conquista del Punyab. Hoy está expuesto en la Torre de Londres, con las joyas de la Corona.

______________

Disputa por el diamante

La Alta Corte de Lahore, capital del Punyab paquistaní, examina el jueves la demanda del abogado y pintor anglopaquistaní Iqbal Geoffrey, de 76 años.

Geoffrey insta a la reina Isabel II a devolver el Koh-i-Noor a Pakistán, alegando que el diamante "pertenece de pleno derecho a la provincia de Punyab, y ha sido tomado por la fuerza por los británicos al dirigente local de la época", según explicó a la AFP.

India, rival de Pakistán, ha reclamado también varias veces este diamante, al considerar que forma parte de su historia y de su cultura. Personalidades indias acudieron a fines de 2015 a Londres para estudiar la posibilidad de un pleito.

Pero el primer ministro británico David Cameron ya declaró hace algún tiempo que el diamante "no se moverá" del .

Ya en 1976, el primer ministro paquistaní Zulfikar Ali Bhutto había pedido, en vano, a su homólogo británico James Callaghan la restitución del Koh-i-Noor a Pakistán.

Fuente: AFP

TAGS RELACIONADOS