Diarios de Raqqa: Encontrar a tu amigo decapitado camino a casa

En áreas que son controladas por el autodenominado grupo radical el castigo por hablar con los medios internacionales es ser decapitado, así que se necesita del coraje que tuvo Mohammed (no es su nombre real) para relatar, en forma de diario, sobre la vida cotidiana en Raqqa, la que es considerada la capital de EI.

Después de ver amigos y familiares mutilados y ejecutados, la vida en comunidad destrozada y la economía local en ruinas por los militantes extremistas, Mohammed cree que está en pie de lucha al contarle a la BBC qué es lo que ocurre en su ciudad.

En esta cuarta y última entrega, Mohammed parece haber recuperado el optimismo después de ver el sol tras varios días nublados.

Esta sensación de esperanza no le duró mucho.

Uno de sus amigos fue ejecutado por EI, y de la peor manera posible: decapitado y crucificado.