EE.UU. ve "positivo" el respaldo de Fidel Castro al deshielo
EE.UU. ve "positivo" el respaldo de Fidel Castro al deshielo

Washington. El gobierno de Estados Unidos consideró hoy "una señal positiva" el respaldo del ex líder de , al histórico acercamiento diplomático pactado en diciembre entre Washington y La Habana.


"Tomamos su referencia de las normas y los principios internacionales como una señal positiva y esperamos que el gobierno cubano implemente estas normas y principios internacionales para una Cuba democráticamente próspera y estable", dijo en rueda de prensa la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

Tras más de medio siglo de ruptura y enfrentamiento ideológico, Psaki reconoció que todavía existe una falta de confianza mutua entre Estados Unidos y Cuba.

"Creo que es justo decir que hay una falta de confianza, pero estamos trabajando en generar esa confianza", añadió la portavoz, quien recordó que las negociaciones se están llevando a cabo con el gobierno cubano y no con Fidel Castro, retirado del poder desde el 2006 por enfermedad y que fue sustituido en el puesto por su hermano, Raúl Castro.

Fidel Castro envió el lunes una carta a la Federación Estudiantil Universitaria en la que respaldaba el deshielo diplomático entre Washington y La Habana, pero subrayaba al mismo tiempo que "no confía" en su viejo enemigo ideológico.

"No confío en la política de Estados Unidos ni he intercambiado una palabra con ellos, sin que esto signifique, ni mucho menos, un rechazo a una solución pacífica de los conflictos o peligros de guerra", señaló Fidel Castro en su primer pronunciamiento público desde que ambos países anunciaron a mediados de diciembre que retomarán sus relaciones diplomáticas.

"Cualquier solución pacífica y negociada a los problemas entre Estados Unidos y los pueblos o cualquier pueblo de América Latina, que no implique la fuerza o el empleo de la fuerza, deberá ser tratada de acuerdo a los principios y normas internacionales", indicó el ex presidente en su misiva.

Fidel Castro no se había pronunciado hasta el lunes sobre el acuerdo del pasado 17 de diciembre entre Washington y La Habana para retomar las relaciones diplomáticas rotas en 1961. El silencio del ex presidente cubano causaba desde hace semanas inquietud en la isla.

Su ausencia de la vida pública cubana también dio pie a comienzos de mes a una nueva ola de rumores de muerte, sobre todo en medios del exilio anticastrista cubano afincado en Miami y en Madrid. La última vez que se le vio fuera de su casa fue en enero del 2014, cuando visitó de forma inesperada una galería de arte en La Habana.

En diciembre, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y Raúl Castro anunciaron el inicio de conversaciones para el restablecimiento de relaciones diplomáticas, la liberación del cooperante estadounidense Alan Gross y el intercambio de prisioneros.

Estados Unidos y Cuba iniciaron la semana pasada en La Habana las negociaciones formales para normalizar sus relaciones bilaterales, que deben conducir próximamente a la reapertura de embajadas en ambas capitales.

Las delegaciones de negociadores, lideradas por la estadounidense Roberta Jacobson y la cubana Josefina Vidal, deben celebrar en las próximas semanas una nueva ronda de negociaciones en Washington en una fecha aún por determinar.

Fuente: DPA