La instagramer rusa Ekaterina Didenko llora por la muerte de su esposo Valentín. Foto: Instagram, vía La Nación de Argentina
La instagramer rusa Ekaterina Didenko llora por la muerte de su esposo Valentín. Foto: Instagram, vía La Nación de Argentina

es una rusa que no tuvo mejor idea para festejar su cumpleaños 29 que hacer un experimento en una piscina, en la que sus amigos arrojaron unos 30 kilos de hielo seco. La ocurrencia terminó cobrándose el saldo de tres personas muertas por edema pulmonar y quemaduras químicas. Entre las víctimas se encontraba Valentin, el esposo de Didenko.

El hecho ocurrió en la noche del viernes en un complejo de piletas de Moscú () donde esta popular instagramer rusa que promociona productos de maquillaje -cuenta con más de un millón de seguidores- decidió festejar su cumpleaños junto a un grupo de amigos.

Como parte de los festejos, los amigos de Didenko arrojaron al agua unos 30 kilogramos de hielo seco, del que se usa para generar vapor como efecto especial en las películas, y decidieron tirarse luego a la pileta.

Todo era risas hasta que el expermiento provocó tres muertes Crédito: Captura video de Instagram, vía La Nación/ GDA
Todo era risas hasta que el expermiento provocó tres muertes Crédito: Captura video de Instagram, vía La Nación/ GDA

Lo que quizás los participantes del juego no sabían es que cuando el hielo seco entra en contacto con el agua desprende dióxido de carbono en forma de nubes de niebla tóxica que además, puede generar una explosión.

A pesar de que los jóvenes se metieron a hacer el experimento con trajes blancos supuestamente protectores y antiparras, dos de ellos murieron en el lugar mientras que un tercero, la pareja de la instagramer, falleció luego en el hospital, según informó el Comité de Investigación de Rusa en un comunicado, en el que también se consignó que se iniciaría una pesquisa criminal sobre lo ocurrido.

Lo que quizás los participantes del juego no sabían es que cuando el hielo seco entra en contacto con el agua desprende dióxido de carbono en forma de nubes de niebla tóxica que además, puede generar una explosión.

A pesar de que los jóvenes se metieron a hacer el experimento con trajes blancos supuestamente protectores y antiparras, dos de ellos murieron en el lugar mientras que un tercero, la pareja de la instagramer, falleció luego en el hospital, según informó el Comité de Investigación de Rusa en un comunicado, en el que también se consignó que se iniciaría una pesquisa criminal sobre lo ocurrido.

“No puedo creerlo”, escribió en un posteo de Instagram Didenko mientras se la ve en una foto llorando por la tragedia sufrida en un cumpleaños que no fue nada feliz.


TE PUEDE INTERESAR