Redacción EC

Jesuralen [AFP]. El exjefe de las fuerzas armadas de , el centrista , cultiva una imagen de político sin pasado judicial frente a su rival en las elecciones del lunes, , acusado de corrupción, pero, como él, antepone la seguridad.

Frente a las ideologías radicales de la derecha, él dice que es pragmático. Intentará por tercera vez en menos de un año obtener suficientes votos para formar una coalición gubernamental.

Este hombre de 60 años, padre de cuatro hijos y de trato fácil, no tenía experiencia política cuando lanzó hace un año un nuevo partido centrista, Kahol Lavan (Azul-blanco), los colores de la bandera israelí.

Una pancarta electoral de la alianza israelí azul y blanca (Kahol Lavan) que muestra el retrato del general retirado Benny Gantz con un texto en hebreo que dice "cuida a Israel". (AFP)
Una pancarta electoral de la alianza israelí azul y blanca (Kahol Lavan) que muestra el retrato del general retirado Benny Gantz con un texto en hebreo que dice "cuida a Israel". (AFP)

Federando a los opositores al primer ministro, logró, con su lista de personalidades de izquierda y de derecha, empatar con Netanyahu en las legislativas de abril y de setiembre del 2019.

Su mensaje es claro: el objetivo es expulsar a Netanyahu, en el poder desde hace diez años y cuyo juicio por corrupción comenzará a mediados de marzo.

“El mundo debe saber que somos pragmáticos y que solo vemos el bien del Estado de Israel sin preocuparnos por los intereses personales”, afirmó Gantz, quien promete devolver el sentido del “honor” al cargo de primer ministro.

“Estabilidad y honestidad”

Gantz es un “sabra”, término que designa a los judíos nacidos en Israel. Este hijo de inmigrantes que sobrevivieron al Holocausto nació el 9 de junio de 1959 en Kfar Ahim, una aldea del sur del país.

Se alistó en el ejército como recluta en 1977. Como paracaidista escaló peldaños y logró el rango de general en el 2001 antes de convertirse en jefe del Estado Mayor, del 2011 al 2015.

En la imagen se ve al vigésimo nuevo teniente general del ejército israelí, Benny Gantz, quien saluda mientras se toca el himno nacional. (AFP)
En la imagen se ve al vigésimo nuevo teniente general del ejército israelí, Benny Gantz, quien saluda mientras se toca el himno nacional. (AFP)

En un país donde el ejército federa, este hombre de 1,95 metros de estatura y ojos azules goza de un aura especial por sus hazañas militares y su rango de excomandante de las fuerzas armadas. “No ha dejado huellas imborrables en el ejército, pero ha mantenido una imagen de estabilidad y honestidad”, estima Amos Harel, periodista especializado en temas militares del diario Haaretz.

Propone una visión más liberal de la sociedad que Netanyahu y quiere un gobierno laico favorable al matrimonio civil, algo inusual en Israel, pero al igual que el primer ministro se presenta como un halcón.

Es partidario de conservar el control militar israelí sobre la mayor parte de la Cisjordania ocupada, de anexionar el Valle del Jordán y de poner fin a los ataques desde Gaza contra territorio israelí.

Estuvo al mando durante la última guerra en Gaza (2014) y se jactó del número de "terroristas" palestinos muertos durante la contienda en un anuncio de campaña, sin mencionar a las víctimas civiles.

El Jefe de Estado Mayor de Israel, el Teniente General Benny Gantz, da una conferencia de prensa en el Ministerio de Defensa en Tel Aviv, el 5 de marzo del 2014. (AFP)
El Jefe de Estado Mayor de Israel, el Teniente General Benny Gantz, da una conferencia de prensa en el Ministerio de Defensa en Tel Aviv, el 5 de marzo del 2014. (AFP)

Acusó al gobierno actual de “hacer demasiadas concesiones” y prometió imponer “una política disuasoria” contra el movimiento islamista Hamas, contra el que Israel ha librado tres guerras desde 2008.

Benny Gantz se ha aliado con otros dos antiguos jefes del Estado Mayor, Moshe Yaalon y Gaby Ashkenazi.

“Errores frecuentes”

Gantz, quien cultiva una imagen de “tipo duro”, ha multiplicado las indirectas dirigidas al electorado de la derecha, lo que ha llevado a Netanyahu a calificarlo de “burda imitación” de su persona. “De repente, todos son de derecha”, bromeó el primer ministro.

Likud ha publicado un video con fragmentos de intervenciones de Benny Gantz durante los cuales comete errores, confunde nombres o tartamudea durante los discursos de campaña.

Cuando un periodista le preguntó acerca de sus “errores frecuentes”, Benny Gantz respondió que a veces “piensa más rápido de lo que habla”. “No hago carrera en televisión, no soy presentador del noticiero, soy un líder con casi 40 años de liderazgo en el ejército a mis espaldas”, agregó.

Benny Gantz es licenciado en historia por la universidad de Tel Aviv, tiene un máster en ciencias políticas de la universidad de Haifa y otro en gestión de recursos nacionales de la National Defense University en Estados Unidos.

Carteles electorales del líder de la alianza política azul y blanca de Israel (Kahol Lavan) Benny Gantz, que lee en hebreo "Bibi solo piensa en sí mismo, Gantz piensa en el país", en la ciudad norteña israelí de Haifa. (AFP)
Carteles electorales del líder de la alianza política azul y blanca de Israel (Kahol Lavan) Benny Gantz, que lee en hebreo "Bibi solo piensa en sí mismo, Gantz piensa en el país", en la ciudad norteña israelí de Haifa. (AFP)