(Foto: EFE)
(Foto: EFE)
Gisella López Lenci

La presión diplomática en América Latina sobre el Gobierno de Venezuela se acrecienta. A pocos días de la toma de mando para el segundo período presidencial de Nicolás Maduro, el Grupo de Lima emitió una fuerte declaración puntualizando la ilegitimidad del nuevo mandato e instando al delfín de Hugo Chávez a no asumir el cargo. 

En el encuentro de Ministros de Relaciones Exteriores del Grupo de Lima realizado ayer en la capital peruana participó por primera vez el nuevo canciller de Brasil, , quien ya había mostrado repetidamente su animadversión hacia Maduro. 

El Comercio conversó con Araújo de los alcances de la reunión y sobre la expectativa que genera en la región el gobierno de .

Este es su primer viaje como canciller. ¿Cuál ha sido la recepción de sus colegas latinoamericanos teniendo en cuenta la expectativa en la región con el nuevo gobierno de Brasil?
Yo estoy muy feliz por la recepción de los anfitriones y del resto de cancilleres. Todos coincidieron en decir que nuestra contribución ha sido relevante para la declaración que se firmó sobre Venezuela, y todos están con gran expectativa de hablar con nosotros y muy interesados en profundizar el diálogo con Brasil y con el presidente Bolsonaro.

—Pero también hay incertidumbre y, en algunos casos, temor por el discurso ultraconservador del presidente Bolsonaro. ¿Cómo su gobierno va a aminorar esos temores?
En las reuniones no ha habido ningún temor, ni implícita ni explícitamente, ni tampoco una actitud de reserva en relación a las visiones del presidente Bolsonaro. Al contrario, he visto varias actitudes positivas con respecto al coraje del presidente en los diversos temas. Realmente la reacción que yo recogí fue unánimemente positiva. No sentí ningún temor en ese sentido.

—El nuevo gobierno de Brasil va a procurar aliarse con países que piensan parecido. ¿Esto no puede afectar a las relaciones comerciales con China?
Brasil tiene que alinearse consigo mismo y no con otros países, nosotros vamos a trabajar en las relaciones en base a nuestros valores y nuestros intereses. Si tenemos intereses económicos importantes con China, vamos a trabajar con China y también con países con los que tenemos coincidencia de valores.

—¿Está satisfecho con el resultado de la declaración del Grupo de Lima?
Ciertamente. La declaración del Grupo de Lima es a propósito de una exhortación que hicimos para que Nicolás Maduro no asuma este 10 de enero, porque es un mandato ilegítimo, para que transfiera el poder a la Asamblea Nacional democráticamente elegida.

—Maduro probablemente va a rechazar esta declaración...
Yo espero que Nicolás Maduro tome conciencia de la oportunidad que tiene de tener un mínimo de dignidad, para que pare el sufrimiento del pueblo venezolano que está siendo oprimido por esta dictadura. Es un régimen que está destruyendo Venezuela.