El Partido Socialista acordó abrir en 6 meses una reforma constitucional sobre el modelo de estructura territorial del país. (Foto: AFP)
El Partido Socialista acordó abrir en 6 meses una reforma constitucional sobre el modelo de estructura territorial del país. (Foto: AFP)
Redacción EC

El gobierno de y el líder del primer partido de la oposición, el socialista , acordaron abrir el debate para una reforma de la Constitución que podría mejorar el encaje de , anunció este último.

En una rueda de prensa, Sánchez también respaldó al jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, en el requerimiento enviado al presidente regional de Cataluña, Carles Puigdemont, para que aclare si este martes declaró la independencia ante el Parlamento catalán y poder decidir si se aplican medidas legales para revertir esa situación.

Sánchez y Rajoy, que se reunieron anoche, comparten la reflexión de que "ha llegado la hora de abordar la reforma constitucional", explicó el líder socialista.

Para ello, según Sánchez, el acuerdo prevé que una comisión parlamentaria propuesta por los socialistas para evaluar el actual modelo territorial de España se ponga en marcha cuanto antes y sus trabajos concluyan en seis meses.

Posteriormente, la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados abrirá el debate para una reforma de la Constitución.

"Nosotros siempre hemos considerado que la mejor manera de defender nuestra Constitución es su reforma, modernización y actualización", subrayó Sánchez.

Pero precisó que el PSOE se va a negar a que la reforma constitucional admita un referéndum de autodeterminación.

La apertura de esta reforma de la Constitución permitirá a los soberanistas y a Podemos defender en ese marco de negociación un referéndum pactado en Cataluña, según explicó el líder del PSOE, toda vez que ese referéndum, que la Constitución española no permite, requeriría que esta se reformara.

El secretario general socialista ha dejado claro que en ningún caso el PSOE lo admitirá, y ahí radica una de sus diferencias clave con Unidos Podemos.

"Por supuesto, nosotros nos vamos a negar a ello. Estamos dispuestos a reformar la Constitución para hablar sobre cómo Cataluña se queda en España, pero no de cómo se va de España. Esta es una diferencia enorme no solo con los soberanistas, sino con Podemos", ha reflexionado Sánchez.

Hasta ahora, el Parlamento español ha aprobado dos reformas de la Constitución de 1978: en 1992 para permitir a los ciudadanos de la Unión Europea (UE) residentes en España votar en las elecciones municipales, y en 2011 para garantizar la estabilidad presupuestaria.

En cuanto al requerimiento enviado al presidente regional catalán, Sánchez consideró "evidente" que se está activando el articulo 155 de la Constitución, que otorga al Gobierno español la facultad de asumir directamente funciones desempeñadas por las autoridades regionales.

La posición del PSOE, argumentó Sánchez, es "la Ley y el diálogo", al tiempo que subrayó que es "urgente e importante" que Puigdemont aclarare "negro sobre blanco" lo que aconteció en el Parlamento catalán ayer.

Dijo que el PSOE "siempre va estar con el Estado Social de Derecho" frente a cualquier intento de "quiebra unilateral" por parte del bloque secesionista de Cataluña con una "respuesta mesurada y proporcional".

Puigdemont afirmó este martes en el Parlamento regional que asume el "mandato del pueblo" catalán en el referéndum ilegal de autodeterminación del 1 de octubre para que "Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república".

Sin embargo, seguidamente propuso "suspender los efectos de la declaración de independencia" para abrir la puerta al diálogo.

Fuente: Agencias

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO

TAGS RELACIONADOS