Zimbabue está en quiebra. El ministro de Finanzas Tendai Biti, afirmó que el Estado solo tiene en caja 217 dólares tras haberle pagado sus sueldos a los funcionarios.

La semana pasada, tras haber pagado a los funcionarios, quedaron 217 dólares en las cajas del gobierno, declaró Biti a los periodistas, y comentó que, sin duda, eran más ricos que el propio Estado.

El ministro del gobierno de Robert Mugabe, indicó que, debido a esto, tendrán que pedir ayuda internacional para financiar el referéndum constitucional y las elecciones previstas a fin de año.

No obstante, en noviembre del año pasado, el Gobierno de Zimbabue fue acusado por una ONG canadiense de haberse apropiado de diamantes valorizados en 2.000 millones de dólares, en lo que llamó el mayor saqueo de gemas al que el mundo ha asistido.