atraviesa una de sus jornadas más frías a causa de la entrada de un frente polar ártico que ha sumido a unos 140 millones de estadounidenses en temperaturas bajo cero.

La la segunda tormenta invernal denominada ‘Ion’, ha traído consigo fuertes y gélidos vientos polares a través del medio oeste del país. Fenómeno que se ha sumado a las consecuencias de la la cual sacudió la costa este a lo largo de la semana y causó la muerte de al menos 16 personas, informó la agencia EFE.

El Servicio Nacional de Meteorología informó hoy haber registrado -22 grados centígrados en una localidad de Dakota del Norte, y 30 grados bajo cero en un municipio de Minnesota.

“Es un frío peligroso”, advirtió el experto del Servicio Meteorológico Nacional Butch Dye.

Estados Unidos no ha registrado estas temperaturas desde hace dos décadas, según los expertos, por lo que las autoridades sanitarias han reportado que existe riesgo de por lo que han solicitado a la población que en caso de salir a la calle vayan apropiadamente vestidos, y no permanezcan parados a la intemperie durante largos periodos de tiempo, señalaron los medios locales.

Entre los estados que sufrieron y ahora se enfrentan a fuertes rachas de viento helado, se encuentran de Misuri, Michigan, Kentucky, Tenesí e Illinois. Las ráfagas de viento están creando duras capas de hielo sobre distintas superficies, reportó EFE.

Según informa el canal meteorológico The Weather Channel, la fuerza de la tormenta Ion ya descargó nieve en las montañas Rocosas y los Grandes Lagos a lo largo del sábado, mientras que hoy ya está pivotando hacia este.