El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, exigió a la Iglesia católica asumir por su responsabilidad y publicar registros sobre las escuelas residenciales indígenas.  (Foto: REUTERS/Blair Gable)
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, exigió a la Iglesia católica asumir por su responsabilidad y publicar registros sobre las escuelas residenciales indígenas. (Foto: REUTERS/Blair Gable)
Redacción EC

Este viernes, expertos en derechos humanos de la reclamaron a y el por la investigación que deberían realizar sobre una fosa común con restos de más de 200 niños indígenas. El reciente hallazgo fue realizado en n antiguo internado de la Iglesia Católica en la provincia canadiense de Columbia Británica.

MIRA: Hallan los restos de más de 200 niños en un antiguo internado de Canadá

Las autoridades deben investigar las circunstancias y responsabilidades que rodean estas muertes, lo que incluye exámenes forenses de los restos y la identificación y registro de los niños desaparecidos”, señalaron los expertos en un comunicado.

También pidieron que las investigaciones se extiendan a otros antiguos internados para niños indígenas en Canadá.

MIRA: Canadá aprueba mezclar las dosis de las vacunas de AstraZeneca y Pfizer

En ellos “se cometieron violaciones de los derechos humanos a gran escala contra niños de comunidades indígenas, y es inconcebible que Canadá y la Santa Sede ignoren estos terribles crímenes sin establecimiento de responsabilidades y reparaciones”, subrayaron los responsables de derechos humanos.

Los restos se hallaron en la antigua residencia escolar Kamloops, que fue administrada por la Iglesia Católica entre finales del siglo XIX y los años 60 del siglo pasado, como parte de un sistema en el que más de 150.000 niños indígenas fueron educados por el Gobierno canadiense o instituciones eclesiásticas entre 1831 y 1996.

MIRA: Por qué Canadá tiene miles de dosis de AstraZeneca a punto de vencer

En 2015, la Comisión para la Verdad y la Reconciliación de Canadá determinó que muchos niños de comunidades indígenas fueron víctimas de abusos físicos y sexuales, lo que causó además la muerte de al menos 4.000 de ellos por enfermedades, negligencia, malnutrición, accidentes o maltrato en esos internados.

Los expertos de la ONU pidieron al Gobierno canadiense que aplique en su totalidad las recomendaciones de la Comisión de la Verdad emitidas en 2015, después de que “durante demasiado tiempo, las víctimas y sus familias hayan estado esperando justicia y reparación”.

En el comunicado solicitaron también a la Iglesia Católica que brinde libre acceso a sus archivos en esos internados, conduzca investigaciones internas sobre los abusos y haga públicos los resultados de sus pesquisas.

Entre los firmantes de la petición están, entre otros, los relatores especiales de la ONU sobre verdad, justicia y reparación (Fabián Salvioli), derechos de los indígenas (Francisco Cali Tzay) y contra la explotación infantil (Mama Fatima Singhateh).

Trudeau exige a la Iglesia en Canadá a “asumir responsabilidad”

Por su parte, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, instó el viernes a la Iglesia Católica a “asumir la responsabilidad” y publicar registros sobre las escuelas residenciales indígenas bajo su dirección, luego del descubrimiento de las tumbas sin nombre en la Escuela Residencial Indígena Kamloops

Trudeau advirtió en una conferencia de prensa que su gobierno está preparado para tomar “medidas más fuertes”, posiblemente incluyendo acciones legales, para obtener los documentos exigidos por las familias de las víctimas si la Iglesia no cumple con el requisito.

Como católico, estoy profundamente decepcionado por la posición que ha tomado la Iglesia Católica ahora y durante los últimos años”, dijo Trudeau.

Este descubrimiento ha conmocionado a Canadá, especialmente porque solo fueron registradas oficialmente 50 muertes allí. Con este hecho se ha vuelto a dejar al descubierto en Canadá la dolorosa herida del pasado racista y de genocidio cultural en este país.

La escuela, que funcionó de 1890 a 1969, fue la mayor de las 139 residencias escolares creadas hace un siglo para asimilar por la fuerza a los pueblos indígenas del país. Unos 150.000 niños amerindios, mestizos e inuit fueron reclutados a la fuerza en estas escuelas.

Frente a los medios Trudeau recordó un viaje al Vaticano en mayo de 2017 durante el cual buscó una disculpa formal del Papa Francisco por los abusos a los estudiantes, así como el acceso a los registros de la Iglesia canadiense para ayudar a dar cuenta de más de 4.100 estudiantes que se cree que murieron por enfermedades o desnutrición.

Todavía estamos viendo la resistencia de la Iglesia”, señaló Trudeau.

Cuando se le preguntó si el gobierno podría obligar a la divulgación de los datos, el primer ministro respondió: “Creo que, si es necesario, tomaremos medidas más fuertes”.

Sin embargo agregó que “antes de que tengamos que empezar a llevar a la Iglesia católica a los tribunales, tengo muchas esperanzas de que los líderes religiosos comprendan que esto es algo en lo que necesitan participar”.

Con información de EFE y AFP.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RECOMENDADO

¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China?
¿Qué es y cómo se transmite el Coronavirus que surgió en China? null

TE PUEDE INTERESAR