(Foto: Facebook)
(Foto: Facebook)
Redacción EC

Hace dos años se hizo viral en una imagen de un padre con su hijo, los dos de perfil, con dos cicatrices idénticas en la cabeza. La del niño, real; la de su padre, un tatuaje.

El niño, Gabriel Marshall -en ese entonces siete años- luchaba contra un tumor cerebral que le habían diagnosticado en el 2015. El lunes pasado, finalmente falleció y su padre le dedicó un emotivo mensaje de despedida en Facebook.

Josh Marshall publicó varias fotos de Gabriel, junto a un texto de despedida que cuenta cómo fueron los últimos momentos de la vida de su hijo: felices.

"Estoy desconsolado, no solo estoy perdiendo a mi hijo, estoy perdiendo a mi mejor amigo", empieza la carta. Continúa relatando su viaje hasta el hospital, "Gabriel estaba de tan buen humor. Todos estuvimos bromeando y riendo todo el camino hasta allí y Gabe seguía diciendo "este es el mejor viaje a Wichita que he tenido".

Acompañado con varias fotos de ellos dos, finaliza: "Gracias, Gabriel por darme un último regalo...

¡Ese día increíble que vivirá en mi memoria para siempre! ¡Te amo! ¡Mi hermoso bebé!".

Según una publicación anterior en Facebook, Gabriel se encontraba muy mal desde la última semana de enero. Al despertarse, su comunicación no era coherente y al mirarle a los ojos parecía como si "no estuviera ahí". Josh, también pidió que rezaran por su hijo.

Fuente: "La Nación", Argentina / GDA

TAGS RELACIONADOS