Pretoria (Agencias) Con un riguroso interrogatorio, la fiscalía inició su examinación a frente al tribunal que lo juzga en Pretoria por el presunto asesinato intencionado de su novia, la modelo, Reeva Steenkamp. 

"Ya le quitó la vida a Reeva, por favor diga la verdad", solicitó imperante el fiscal Gerrie Nel, quien no vaciló en cuestionar duramente al atleta. 

"Es hora de que vea esto", dijo Nel al acusado, mientras exhibía las fotos del cádaver de Steenkamp. Una de las imágenes mostraba una toma lateral de la cabeza de la modelo donde se apreciaba una masa de sangre y tejidos. Sus ojos estaban cerrados, indicó la agencia AP.

El atleta se negó a ver las fotografías afirmando que estuvo presente en el momento en que falleció Steenkamp. 

" cuando la estaba sosteniendo", dijo Pistorius, quien describió cómo puso los dedos en la boca de la mujer para tratar de ayudarla a respirar y la manera en que presionó su cadera en su intento de detener la hemorragia causada por la herida. Fue entonces que el atleta rompió en llanto una vez durante el proceso.

En repetidas ocasiones, a lo largo de las sesiones del juicio, Oscar Pistorius ha , en la mayoría de las ocasiones, las sesiones han continuado. 

El primer atleta paralímpico que llegó a unas olimpiadas, no niega ser el autor de los disparos que acabaron con la vida de quien era su novia, Reeva Steenkamp, el 14 de febrero de 2013. Pero quiere convencer al tribunal de que al creer que tras la puerta cerrada del baño había un delincuente.