¿Qué es la Guardia Revolucionaria, el cuerpo militar designado como terrorista por Donald Trump? | Estados Unidos. (AP).
¿Qué es la Guardia Revolucionaria, el cuerpo militar designado como terrorista por Donald Trump? | Estados Unidos. (AP).
Redacción EC

Teherán. La de , conocidos popularmente como "Sepah" en farsi, son un cuerpo militar de élite con gran influencia en Irán y en Medio Oriente que fue designado hoy grupo terrorista por .

Es una rama de las Fuerzas Armadas de Irán creada hace cuatro décadas con la función de proteger al sistema teocrático de la República Islámica y cuenta con unos 125.000 efectivos militares, entre fuerzas terrestres, aeroespaciales y navales.




La Guardia Revolucionaria también tiene la llamada Fuerza Quds, destinada a las operaciones en el extranjero, y controla a los Basij, una milicia paramilitar de voluntarios islámicos con gran influencia en la sociedad.

Su poder ha colocado a este cuerpo de élite en el punto de mira de Estados Unidos, que lo catalogó hoy como grupo terrorista, una drástica medida de consecuencias imprevisibles que Washington adopta por primera vez contra los militares de otro país.

La Guardia Revolucionaria de Irán fue creada hace cuatro décadas con la función de proteger al sistema teocrático de la República Islámica. (AFP).
La Guardia Revolucionaria de Irán fue creada hace cuatro décadas con la función de proteger al sistema teocrático de la República Islámica. (AFP).

"Este paso sin precedentes (...) reconoce la realidad de que Irán no solo es un Estado patrocinador del terrorismo, sino también que la IRGC (siglas en inglés de la Guardia Revolucionaria), participa, financia y promueve el terrorismo como una herramienta estatal", declaró el presidente estadounidense, .

Washington ha impuesto sanciones en los últimos años a decenas de entidades e individuos afiliados a la Guardia Revolucionaria, pero nunca a la organización en su conjunto.

La respuesta de Irán no se hizo esperar. y calificó la acción "ilegal" de Washington como "una amenaza importante para la paz y seguridad regional e internacional".

Por su parte, el comandante en jefe de la Guardia Revolucionaria, Mohamad Ali Yafarí, ya advirtió ayer a Estados Unidos que llegado el caso sus tropas "no experimentarían tranquilidad y paz en Medio Oriente".

Estas son algunas de las claves del poder de la Guardia Revolucionaria:

- Presencia en Medio Oriente Medio

La Guardia Revolucionaria ha enviado en los últimos años asesores militares a Siria e Irak para ayudar a estos países en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

La Guardia Revolucionaria combate al Estado islámico en Siria e Irak. (EFE).
La Guardia Revolucionaria combate al Estado islámico en Siria e Irak. (EFE).

También apoyan al grupo chiita libanés Hezbolá y a los rebeldes hutíes de Yemen, y coordinan a las milicias de voluntarios chiitas que han combatido al Estado Islámico en Siria e Irak.

La presencia militar iraní en Siria preocupa especialmente a Estados Unidos y a Israel, pero las autoridades iraníes defienden que es legítima, ya que fue solicitada por el presidente Bashar al Asad, y han insistido en que continuarán en el país mientras así lo quiera el régimen de Damasco.

Este patrón de "actuar mediante grupos político-militares que con su fuerza también intentan influir en el poder político, ha aumentado la influencia de Irán, al menos en estos países", explicó recientemente a Efe el analista Ardeshir Pashang, del Centro de Estudios Estratégicos de Oriente Medio de Teherán.

El comandante de la citada Fuerza Quds, Qasem Soleimaní, ha acudido con frecuencia a los frentes de batalla para reunirse con estos grupos político-militares y también ha mantenido encuentros con los dirigentes de Irak y Siria.

La Guardia Revolucionaria cuenta con 125.000 efectivos. (EFE).
La Guardia Revolucionaria cuenta con 125.000 efectivos. (EFE).

- Misiles

La Guardia Revolucionaria está al cargo de los controvertidos programas de misiles balísticos de Irán, que Estados Unidos quiere limitar. De hecho, fueron una de las razones esgrimidas por Washington, junto a la influencia regional iraní, para retirarse del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y seis grandes potencias.

Algunos de los misiles iraníes, todos de fabricación local, tienen un rango de 2.000 kilómetros, por lo que podrían alcanzar tanto Israel como las bases militares de Estados Unidos en Medio Oriente.

Los Guardianes han disparado en dos ocasiones en 2017 y 2018 misiles contra sedes del Estado Islámico en Siria, después de que el grupo yihadista reivindicara la autoría de atentados cometidos en suelo iraní.

También bombardearon con misiles el pasado setiembre la sede del separatista Partido Democrático del Kurdistán Iraní (PDKI) en el este de Erbil (Irak), al que acusaron de realizar "actos de agresión y terrorismo" contra Irán.

Occidente ha instado a Irán a frenar el desarrollo de misiles y la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU hace un llamamiento en este sentido, pero Teherán considera estos programas una línea roja innegociable.

Los Guardianes han disparado en dos ocasiones en 2017 y 2018 misiles contra sedes del Estado Islámico en Siria. (EFE).
Los Guardianes han disparado en dos ocasiones en 2017 y 2018 misiles contra sedes del Estado Islámico en Siria. (EFE).

- Influencia política y económica en Irán

Fundada después del triunfo de la Revolución Islámica de 1979 por el ayatolá Ruholá Jomeiní, la Guardia Revolucionaria responde directamente ante el líder supremo, Ali Jameneí.

Su peso en la política iraní como protectores del sistema islámico es innegable y con su presencia en Medio Oriente la Guardia Revolucionaria dicta en parte la política exterior de Irán.

Además, tienen una gran influencia sobre amplios sectores económicos del país. Se calcula que controlan alrededor de una tercera parte de la economía iraní a través de diversas empresas y filiales.

Están involucrados por medio de estas compañías en los principales proyectos de construcción de infraestructuras, así como en las industrias petrolera, gasística y petroquímica, lo que les convierte en una pieza imprescindible también del entramado económico iraní.

Fuente: EFE