El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky en Kiev, Ucrania, dirigiéndose a los participantes del Grupo de los Siete (G7). (Foto: EFE/EPA).
El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky en Kiev, Ucrania, dirigiéndose a los participantes del Grupo de los Siete (G7). (Foto: EFE/EPA). / UKRAINIAN PRESIDENTIAL PRESS SER
Agencia AP

acusó el jueves a Moscú de reubicar por la fuerza a cientos de miles de civiles ucranianos en Rusia, donde algunos podrían ser usados como “rehenes” para presionar a Kiev a rendirse.

Lyudmyla Denisova, defensora de los derechos humanos de Ucrania, dijo que 402.000 personas, entre ellas 84.000 niños, han sido reubicadas en contra de su voluntad.

El Kremlin presentó cifras prácticamente idénticas de personas reubicadas, pero aseguró que quisieron ir a Rusia. Las regiones bajo control rebelde en el este de Ucrania son predominantemente rusoparlantes, y muchas personas de la región han apoyado una relación más estrecha con Moscú.

En tanto, las dos partes intercambiaron intensos ataques en lo que se ha convertido en una devastadora guerra de desgaste. La marina ucraniana informó que hundió un gran buque de desembarco ruso cerca de la ciudad portuaria de Berdyansk, el cual había sido utilizado para llevar vehículos blindados a tierra. Rusia, por su parte, dijo que tomó control de la localidad de Izyum, en el este del país, luego de duros enfrentamientos.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky participó mediante video en una cumbre de emergencia de la OTAN en Bruselas y pidió a sus aliados de Occidente aviones, tanques, cohetes, sistemas antiaéreos y otras armas, asegurando que su país “defiende nuestros valores compartidos”.

El mandatario estadounidense Joe Biden, quien viajó a Europa para acudir a esa cumbre y a otras reuniones de alto nivel, aseguró que hay más ayuda en camino, aunque parecía poco probable que Occidente le proporcionara a Zelensky todo lo que pidió por temor a desencadenar un conflicto más grande.

Alrededor de la capital, Kiev, y en otras áreas, los defensores ucranianos han mantenido prácticamente inmóviles a las tropas rusas, desatando temores de que un frustrado presidente ruso Vladimir Putin recurra al uso de armas químicas, biológicas o nucleares.

Kiev y Moscú presentaron versiones contradictorias sobre las personas reubicadas a Rusia y si lo hacen por su voluntad, como asegura Moscú, o están siendo obligadas o engañadas.

El coronel general ruso Mikhail Mizintsev dijo que las cerca de 400.000 personas evacuadas a Rusia desde el inicio de la operación militar eran de las regiones de Donetsk y Luhansk, en el este de Ucrania, donde separatistas prorrusos han estado disputándose el control con Kiev durante casi ocho años.

Las autoridades rusas señalaron que a los evacuados se les está brindando hospedaje y un apoyo monetario.

Pero el presidente de la región de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, dijo que “las personas están siendo obligadas a trasladarse al territorio del Estado agresor”.

Denisova indicó que entre los evacuados por las tropas rusas había una residente de Mariúpol de 92 años que se vio obligada a trasladarse a Taganrog, en el sur de Rusia.

Funcionarios ucranianos dijeron que los rusos están confiscando los pasaportes de los evacuados y los trasladan a “campos de filtración” en territorios controlados por separatistas en el este de Ucrania antes de enviarlos a diferentes zonas distantes y con problemas económicos en Rusia.

El Ministerio del Exterior de Ucrania aseguró que entre esas personas hay 6.000 residentes de Mariúpol, la devastada ciudad portuaria en el sureste del país. Además, las fuerzas rusas están confiscando documentos de identidad de otras 15.000 personas en la parte de Mariúpol que se encuentra bajo control de Rusia, aseguró la dependencia.

Algunas de estas personas podrían ser enviadas a lugares tan lejanos como la Isla de Sajalín, en el Pacífico, según la inteligencia ucraniana, y se les ofrecen empleos con la condición de que permanezcan ahí durante dos años. El ministerio señaló que los rusos pretenden “usarlos como rehenes e incrementar la presión política sobre Ucrania”.

Kyrylenko dijo que los residentes de Mariúpol han estado privados de información durante mucho tiempo y que los rusos los alimentan con aseveraciones falsas de derrotas ucranianas para persuadirlos de trasladarse a Rusia.

“Las mentiras rusas podrían influir en esas personas que han estado sitiadas”, declaró.

En cuanto al ataque naval en Berdyansk, Ucrania aseguró que otros dos barcos resultaron dañados y que un tanque de combustible de 3.000 toneladas fue destruido cuando hundieron el buque ruso Orsk, provocando un incendio que se extendió hasta los almacenes de municiones.

En una muestra de que las sanciones de Occidente no la han doblegado, Rusia reabrió su mercado bursátil, pero permitió únicamente operaciones limitadas para evitar las ventas de acciones a gran escala. Los extranjeros tienen prohibido vender títulos y a los operadores se les prohibieron las ventas cortas, en esencia, apostar por una caída de los precios.

Millones de personas han logrado salir de Ucrania, algunas de ellas agotadas después de intentar quedarse en el país y aguantar la situación.

En la estación central de la ciudad de Leópolis, en el oeste de Ucrania, una adolescente esperaba en la puerta de un tren mientras acariciaba a su conejo. Se dirigía a reunirse con su madre para partir juntas rumbo a Polonia o Alemania. Había estado viajando sola, dejando al resto de su familia en Dnipro.

“Al principio no me quería ir”, dijo. “Ahora temo por mi vida”.

VIDEO RECOMENDADO

¿Por qué se teme que Rusia lance un ataque químico en Ucrania?
Los gobiernos de Estados Unidos y el Reino Unido expresaron su preocupación ante la posibilidad de que Rusia esté preparando el terreno para lanzar un ataque químico o biológico en su ofensiva sobre Ucrania.

TE PUEDE INTERESAR

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más