París. Diversos medios internacionales informaron hoy sobre los más de un millón de personas que desbordaron ayer los bulevares de París durante una marcha encabezada por decenas de gobernantes mundiales en favor de la unidad contra el terrorismo, la más multitudinaria en la historia de Francia a decir de las autoridades.


Por su parte, millones de personas más efectuaron movilizaciones en otras partes del territorio francés y en el mundo para repudiar los tres días de terrorismo en los que murieron 17 personas en esta nación.

En medio de intensas medidas de seguridad y con multitudes similares a las que siguieron a la liberación de París del yugo nazi, la ciudad se convirtió en "la capital del mundo" por un día, en un planeta cada vez más vulnerable a actos de crueldad como los acontecidos recientemente en Francia.

Más de 40 gobernantes y funcionarios de alto rango de diversos países encabezaron la sombría procesión, incluidos el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y el presidente palestino Mahmud Abbas, además del presidente ucraniano Petro Poroshenko y el canciller ruso Serguei Lavrov, quienes dejaron de lado sus diferencias frente al clamor común: estamos unidos contra la barbarie y todos somos Charlie.

Cuando menos entre 1,2 millones y 1,6 millones de personas avanzaron lentamente por las calles detrás de los gobernantes y en otras partes de Francia en una muestra de luto por las víctimas de los ataques al periódico satírico Charlie Hebdo, a un supermercado judío y a la policía.

Esos hechos de violencia calaron hondo en la percepción interna de seguridad en el país, en una manera que algunos compararon con el impacto en la población de Estados Unidos después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

"Todo nuestro país se elevará hacia algo mejor", declaró el presidente francés Francois Hollande.

Fuente: AP