Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En un año marcado por la pandemia, la situación de los derechos humanos en nuestro continente volvió a ser motivo de preocupación. es una de las organizaciones internacionales que los monitorea. Su director para las Américas, José Miguel Vivanco, estuvo unos días por Lima para presentar un informe sobre la actuación de la policía peruana en las manifestaciones de noviembre y nos hizo un repaso sucinto de las circunstancias que atraviesan algunos países de la región.

MIRA: De la peste al COVID-19: Londres, una ciudad marcada por las epidemias

Vivanco resalta que es insoslayable la situación catastrófica de Venezuela, donde hay una combinación de crisis humanitaria con masivas y sistemáticas violaciones de DD.HH. y que es preocupante el surgimiento y mantenimiento de líderes populistas que van desde Andrés Manuel López Obrador (México) y Jair Bolsonaro (Brasil) hasta Nayib Bukele (El Salvador).

Este es su examen a lo que acontece en algunos países:

EE.UU. con TRUMP

La política migratoria de EE.UU. siempre ha sido problemática desde la perspectiva de los DD.HH, pero con Trump el retroceso ha sido mayúsculo. Él ha representado un completo desastre para los derechos de los migrantes y solicitantes de asilo. Bajo el programa “Quédate en México”, EE.UU. ha enviado a casi 70 mil solicitantes de asilo -16 mil niños incluidos- a México, donde muchos viven en condiciones deplorables y sufren abusos de los cárteles y los agentes del gobierno.

Supuestamente, deben esperar en México mientras se resuelven sus casos. Pero muchos son secuestrados, extorsionados, y no tienen acceso a abogados. Hace poco, Trump aprobó una política llamada “Muerte al Asilo”, con la que será casi imposible reconocer como refugiados a quienes están huyendo de la persecución anti-LGBT, las ‘maras’ o la violencia doméstica.

EE.UU. con BIDEN

Joe Biden ha prometido revertir algunas de las peores políticas de Trump, como la separación de familias, y revisar la decisión de terminar el Estatus de Protección Temporal (TPS) para cientos de miles de personas. Hasta ahora solo han sido promesas de campaña. Su equipo no ha definido aún un plan de acción.

Es cierto que hubo abusos durante la anterior administración demócrata, la de Barack Obama. En HRW documentamos casos de familias con niños detenidos y de migrantes que fallecieron en detención. Pero no hay punto de comparación con lo que hizo Trump.

VENEZUELA

Nicolás Maduro. (Foto: AFP)
Nicolás Maduro. (Foto: AFP)

El régimen de Maduro está más aislado que nunca y eso se debe, en gran medida, a la presión internacional. Figuras de altísimo nivel del chavismo, tanto militares como judiciales y civiles, hoy no pueden moverse libremente por el mundo ni disponer de los fondos que robaron.

El anuncio de la Corte Penal Internacional, indicando que hay evidencia de que en Venezuela se han cometido crímenes de lesa humanidad, envía un mensaje clarísimo de que, eventualmente, los responsables de atrocidades responderán por sus actos.

Por supuesto, esto es un camino largo y a veces frustrante, pero para que exista un cambio real en Venezuela, es indispensable que la presión internacional siga creciendo y que ello vaya acompañado de una oposición política venezolana unida.

CUBA

La maquinaria de represión y censura establecida por Fidel y Raúl Castro continúa vigente. El gobierno de Díaz Canel sigue reprimiendo toda forma de disenso a través de un amplio menú de prácticas abusivas: detenciones arbitrarias, actos de rechazo públicos, censura, vigilancia y acoso.

Las recientes protestas, lideradas por el movimiento San Isidro, son un despertar. Internet ha abierto lentamente una grieta en la isla y puede contribuir a mejorar la deplorable situación de los DD.HH. Si bien el régimen censura muchas publicaciones, el acceso a internet ha permitido que cualquiera pueda subir un video a las redes sociales sobre los abusos.

MÉXICO

La violencia en México no cesa. (Foto: EFE/ Francisco Guasco)
La violencia en México no cesa. (Foto: EFE/ Francisco Guasco)

El país está sufriendo una crisis de derechos humanos y Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha mostrado un interés casi nulo en atenderla. Los niveles de violencia están batiendo récords. La policía y las FF.AA. continúan aplicando torturas, desapariciones forzadas y ejecuciones extrajudiciales. Periodistas y defensores de DD.HH. son asesinados a un ritmo vertiginoso, tal como en Siria o Afganistán. Y reina la impunidad: menos del 2% de los delitos se resuelven.

AMLO ha redoblado la desastrosa estrategia de sus predecesores de desplegar las FF.AA. no solo para luchar contra los cárteles, sino también para reemplazar a la policía en la lucha contra el crimen cotidiano y detener a los migrantes que viajan hacia EEUU.

COLOMBIA

La situación en zonas remotas es extremadamente preocupante. Desde el 2016, cuando se firmó el acuerdo de paz, más de 400 defensores de DD.HH., incluyendo líderes indígenas, afrodescendientes y otros, han sido asesinados, en su mayoría por grupos armados irregulares. Esto refleja el grave deterioro de la situación de seguridad en zonas donde las disidencias de las FARC y grupos que ya existían antes del acuerdo, como los sucesores del paramilitarismo y la guerrilla del ELN, se disputan el control del territorio y de las economías ilegales. Además de asesinatos, hay reclutamiento de menores, violaciones sexuales y desapariciones con total impunidad gracias a la ausencia prácticamente absoluta del estado.

CHILE

Hay un proyecto de ley para otorgar un indulto a cualquiera que haya cometido crímenes durante las protestas en Chile, el cual me parece innecesario, injustificado e inconveniente. Está claro que durante las protestas de fines del año pasado hubo reiteradas violaciones a los DD.HH. por parte de la policía. Entre estos abusos, hubo arrestos arbitrarios y casos de lesiones graves con perdigones. Pero a la vez, muchos manifestantes cometieron delitos comunes, incluyendo incendios, ataques a carabineros y destrucción de la propiedad. Quienes los hayan cometido deben ser juzgados con todas las garantías del debido proceso.

LO POSITIVO, SEGÚN VIVANCO

La derrota de Donald Trump en EE.UU., la amenaza más grave a la democracia liberal en el mundo y que aún no da muestras de querer dejar el poder”.

El despertar de la sociedad civil en Cuba: una movilización pacífica de artistas y escritores muy interesante y sin precedentes en la isla”.

La resistencia a los peores impulsos de Jair Bolsonaro en Brasil: la Corte Suprema, el Congreso, los gobernadores y los medios masivos han impedido que Bolsonaro haga más daño a la democracia. Todos los candidatos que apoyaba Bolsonaro perdieron en las últimas elecciones municipales”.

__________________________

VIDEO RECOMENDADO

La Unión Europea inicia su campaña de vacunación contra el coronavirus. (AFP).
La Unión Europea inicia su campaña de vacunación contra el coronavirus. (AFP).

TE PUEDE INTERESAR