(Foto: )
(Foto: )

El régimen cubano impidió que al menos 20 activistas y varios periodistas salieran de la isla para asistir a la , denunció el opositor Antonio G. Rodiles quien dirige la organización independiente Estado de Sats, que a la vez integra el Foro por los Derechos y Libertades, una plataforma que agrupa a varios colectivos opositores y cuyos representantes trataron en vano de llegar a Lima.

“No se les ha permitido salir a miembros del comité coordinador del Foro por los Derechos y Libertades, como Berta Soler, que es la directora de las Damas de Blanco, el músico Gorki Águila y Claudio Fuentes. Todas estas personas están detenidas allá. Tampoco se les ha permitido salir a personas de otros grupos ni a periodistas independientes. Han sido parados en el aeropuerto, donde se les comunicó que ‘están regulados para viajar al exterior’, lo que significa que son personas de interés del Estado y que por eso no pueden dejar el país”, explicó a El Comercio.

—Estrategia de viaje—

El activista y su esposa, Ailer González, que llegaron el lunes a Lima, salieron de Cuba hace un mes con destino a Miami. Tenían pasajes de retorno para dentro de 10 días. “Pero previendo que esto iba a ocurrir decidimos permanecer en Miami, y debido a eso es que vamos a poder participar en la cumbre […] Del foro estamos invitados alrededor de 10 personas y solo podremos asistir mi esposa y yo”, cuenta Rodiles.

Del mismo modo, Rogelio Matos, secretario general del partido opositor Cuba Independiente y Democrática (CID), llegó a Lima desde Florida con varios días de anticipación para recibir a la delegación de su agrupación. “A todos ellos les negaron la salida en La Habana. A todos los detuvieron y los acosaron con amenazas”, cuenta.

—Transferencia de poder—

Rodiles explica que a diferencia de lo que ocurrió en la última cumbre realizada en Panamá, el escenario hoy es mucho más complicado. “La relación con EE.UU. está en un momento completamente distinto, toda aquella efervescencia por el restablecimiento de las relaciones se ha frenado en seco y Raúl Castro se encuentra en plena transferencia de poder de él a su hijo”.

En ese contexto, la estrategia que ha adoptado el régimen cubano en relación con la cumbre es la de garantizar la presencia del menor número posible de opositores, que serán superados ampliamente por los grupos enviados por el Gobierno.

Rodiles, su esposa, Matos y otros activistas que sí pudieron salir de Cuba, como el disidente Guillermo Fariñas, premio Sajarov 2010, participarán en el Foro de la Sociedad Civil y esperan poder concretar posibles encuentros con cancilleres, mandatarios y la prensa internacional, así como con ciudadanos venezolanos.

“Nuestro mensaje es que las tiranías en el continente tienen que acabar”, aseguró Rodiles.

CLAVES

  • Se espera la participación de miembros de la Asamblea de la Resistencia Cubana, que recoge a los exiliados cubanos.
  • Según el diario oficial “Granma”, un centenar de cubanos representantes de la sociedad civil fueron enviados a Lima para participar en la cumbre.