(Foto: AFP)
(Foto: AFP)
Redacción EC

El presidente estadounidense, , dijo que considera creíbles las explicaciones de sobre la muerte de , que apuntan a que el periodista falleció como resultado de una pelea. 

A un periodista que le preguntó el viernes si consideraba "creíble" la versión de Riad, Trump respondió: "Sí, sí". Para luego añadir: "Es pronto, no hemos terminado nuestra revisión ni nuestra investigación".  

Arabia Saudita reconoció este viernes que el periodista fue asesinado había muerto en el interior de su consulado en Estambul. La Casa Blanca reaccionó rápidamente al anuncio de Riad. "Estamos entristecidos al oír la confirmación de la muerte de Khashoggi, y ofrecemos nuestras más sentidas condolencias a su familia, su prometida y amigos", declaró la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

"Estados Unidos toma nota del anuncio del reino de Arabia Saudita sobre el hecho de que la investigación sobre la suerte de Jamal Khashoggi avanza y de que [el reino] ha emprendido acciones contra sospechosos que han sido identificados", añadió la portavoz.

Trump, que había tratado en un primer momento de no tensar las relaciones con el reino saudita por los intereses estratégicos en común, admitió el jueves por primera vez que Khashoggi estaba probablemente muerto, amenazando a Arabia Saudita con consecuencias "muy graves".

Más de dos semanas después de que su desaparición provocara una de las peores crisis internacionales del reino, Arabia Saudita admitió este viernes [sábado en el reino saudita] que el periodista Jamal Khashoggi había muerto en el interior de su consulado en Estambul.

"Las conversaciones entre Jamal Khashoggi y las personas con las que se entrevistó en el consulado del reino en Estambul (...) degeneraron en una pelea, que provocó su muerte", indicó la agencia oficial SPA, citando a la fiscalía.

Riad, que reveló los resultados de su investigación interna sobre la desaparición del periodista, anunció asimismo la destitución de un alto responsable de sus servicios de inteligencia, Ahmad al Asiri, y de un importante consejero de la corte real, Saud al Qahtani.

Se trata de dos cercanos colaboradores del príncipe heredero, Mohamed bin Salmán, sobre el que había aumentado la presión por el caso Khashoggi en los últimos días.

Las autoridades anunciaron asimismo el arresto de 18 personas en el marco de la investigación sobre la desaparición del periodista.

El rey Salmán ordenó además la creación de una comisión ministerial presidida por el príncipe heredero para reestructurar los servicios de inteligencia, informaron los medios oficiales este sábado.

El caso Khashoggi, del que no se tenían noticias desde que entró en el consulado saudí de Estambul el 2 de octubre para hacer un trámite, generó una crisis internacional marcada por las acusaciones de responsables turcos, que afirmaron bajo anonimato que el periodista había sido asesinado por un comando saudita enviado desde Riad.

Fuente: AFP