(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)
Redacción EC

La Casa Blanca dijo el viernes que el gobierno de está "entristecido" luego de que se confirmara que el periodista murió dentro del consulado de en Estambul, pero no hizo mención de acciones estadounidenses en contra de su gran aliado.  

En la primera respuesta de Estados Unidos a la confirmación de Arabia Saudita, la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo simplemente que Washington "seguirá de cerca las investigaciones internacionales sobre este trágico incidente".

"Estamos entristecidos al conocer la confirmación de la muerte de Khashoggi, y ofrecemos nuestras más sentidas condolencias a su familia, su prometida y amigos", agregó.

El presidente Donald Trump ha enviado mensajes contradictorios en torno al caso del periodista por días, primero advirtió de una severa respuesta de Washington y luego dijo que su país quiere mantener su cercana relación con el reino.

Khashoggi, quien residía a las afueras de Washington, pasó de ser un personaje cercano al reino a un crítico de las políticas del príncipe Mohamed bin Salmán.

El periodista era columnista del Washington Post y desapareció el 2 de octubre tras entrar al consulado de su país en Turquía para buscar papeles necesarios para su matrimonio.

Según la agencia de prensa oficial saudita SPA, que citaba a la fiscalía, "las conversaciones entre Jamal Khashoggi y las personas con las que se entrevistó en el consulado del reino en Estambul (...) degeneraron en una pelea, que provocó su muerte".

Fuente: EFE