Mali: Terroristas obligaron a rehenes a leer el Corán
Mali: Terroristas obligaron a rehenes a leer el Corán

El asalto al hotel de lujo Radisson Blu de Bamako, , dejó más de 10 personas muertas, informó la misión de mantenimiento de la paz de la ONU en el país. Entre las víctimas se encuentran tres guardias de seguridad a los que mataron los asaltantes al entrar al hotel y un funcionario de la administración regional belga alojado en el lugar.

Dos grupos vinculados a Al Qaeda se atribuyeron el asalto en este hotel que suele ser utilizado por diplomáticos o empleados de empresas extranjeras como Air France. Los terroristas tomaron a 170 personas como rehenes, 140 huéspedes y 30 empleados.

Entre los rehenes había 45 malienses, 15 estadounidenses y ciudadanos de otras nacionalidades como Costa de Marfil, Turquía, Argelia, Rusia, España, Canadá, Alemania, Togo y China.

Un miembro del equipo de seguridad del hotel señaló que los atacantes usaron un automóvil con matrícula diplomática para poder acceder al edificio, que está siempre vigilado. Otros llegaron a pie. Dispararon contra los guardias de seguridad y tres de ellos murieron. Testigos dijeron que los atacantes gritaban "Allahu Akbar" (Dios es grande), subieron a un piso alto y se atrincheraron allí con los rehenes.

- Versos del Corán -

Después, 87 personas fueron puestas en libertad o lograron escapar, según el Ministerio del Interior del país africano. Una fuente policial señaló que algunos rehenes fueron liberados al probar que eran musulmanes recitando en árabe versos del Corán, mientras algunos empleados del hotel lograron escapar por las salidas de emergencia.

El comandante del ejército Modibo Nama Traore confirmó esta última información al citar a uno de los huéspedes que fue obligado a recitar en árabe la profesión de su fe musulmana o versos del Corán antes de que los asaltantes le permitieran salir del hotel.

Uno de los rehenes rescatados, el cantante guineano Sékouba "Bambino" Diabate, afirmó que escuchó a dos atacantes hablando en inglés mientras registraban la habitación aledaña a la suya.

"Oímos disparos procedentes de la zona de la recepción. No me atreví a salir de mi habitación porque no parecían solo pistolas, eran disparos de armas militares", comentó a Reuters por teléfono.

"Los atacantes entraron a la habitación de al lado. Me quedé quieto, escondido bajo la cama sin hacer ruido", contó. "Les oí decir en inglés '¿La cargaste?', 'Vayamos'".

El asalto al hotel, que se encuentra al oeste del centro de la ciudad, cerca de ministerios y oficinas diplomáticas, se produce una semana después de que militantes del Estado Islámico mataran a 129 personas en París, lo que provocó el temor a que los franceses fueran un objetivo específico.

Fuente: Agencias

TAGS RELACIONADOS