Al menos 20 personas murieron este viernes en el ataque perpetrado por dos grupos yihadistas leales a Al Qaeda contra el hotel de lujo Radisson Blu de la ciudad de Bamako, en y que tomaron como rehenes a 170 personas. 

Según la Misión de la ONU en Mali (MINUSMA) y fuentes de seguridad malienses, los efectivos de seguridad han logrado abatir a todos los asaltantes que perpetraron este ataque en el hotel Radisson Blu

Toma de rehenes en Mali. (AP)

Más temprano el ministro del Interior de Mali, Salif Traoré, informó que el asalto al hotel había terminado y que todos los rehenes se encontraban en libertad.

"No hay más rehenes", señaló Traoré, que dijo que los asaltantes continuaban atrincherados en el hotel. Las fuerzas malienses se están preparando para expulsar a los atacantes que quedan dentro del edificio. "Se lanzará un asalto final", agregó.

Dos grupos vinculados a Al Qaeda se atribuyeron el asalto en este hotel que suele ser utilizado por diplomáticos o empleados de empresas extranjeras como Air France. Los terroristas tomaron a 170 personas como rehenes, 140 huéspedes y 30 empleados.

Entre los rehenes había 45 malienses, 15 estadounidenses y ciudadanos de otras nacionalidades como Francia, Costa de Marfil, Turquía, Argelia, Rusia, España, Canadá, Alemania, Togo y China.

- Víctima belga -

Un ciudadano belga se encuentra entre los fallecidos, informaron fuentes del Parlamento de la Federación Valonia-Bruselas, donde trabajaba la víctima. El presidente de esta institución, Philippe Courard y el secretario general, Xavier Baeselen, confirmaron con un "inmenso dolor" el fallecimiento de Geoffrey Dieudonné.

La víctima ha sido primer asesor de la dirección del Parlamento y estaba de "misión" de tres días en Bamako en el marco de un acuerdo de colaboración con la comunidad parlamentaria francófona. Dieudonné impartió con otros colegas extranjeros un seminario de capacitación para los funcionarios parlamentarios de Mali.

Según Reynders, en total cinco belgas se encontraban en el Hotel Radisson Blu atacado hoy por grupos yihadistas. Dos de ellos han salido sin heridas del ataque y se desconoce de momento el destino de los otros dos belgas, informó la Agencia Belga.

- ¿Cómo entraron? -

Un miembro del equipo de seguridad del hotel señaló que los atacantes usaron un automóvil con matrícula diplomática para poder acceder al edificio, que está siempre vigilado. Otros llegaron a pie. Dispararon contra los guardias de seguridad y tres de ellos murieron. Testigos dijeron que los atacantes gritaban "Allahu Akbar" (Dios es grande), subieron a un piso alto y se atrincheraron allí con los rehenes.

Después, 87 fueron puestas en libertad o lograron escapar, según el Ministerio del Interior del país africano. Una fuente policial señaló que algunos rehenes fueron libertados al probar que eran musulmanes recitando en árabe la profesión de fe musulmana o versos del Corán.

El asalto al hotel, que se encuentra al oeste del centro de la ciudad, cerca de ministerios y oficinas diplomáticas, se produce una semana después de que militantes del Estado Islámico mataran a 129 personas en París, lo que provocó el temor a que los franceses fueran un objetivo específico.

Fuente: Agencias

TAGS RELACIONADOS