Londres [Reuters / EFE]. , la duquesa de Sussex, se sintió “desprotegida” por la familia real británica cuando durante su embarazo fue atacada por los diarios británicos, según documentos del Alto Tribunal de Londres presentados como parte de su acción legal contra un tabloide.

Meghan, esposa del príncipe Harry, nieto de la reina Isabel, está demandando a la editorial Associated Newspapers por artículos que su periódico Mail on Sunday publicó el año pasado, que incluyeron partes de una carta manuscrita que le había enviado a su padre, Thomas Markle, en agosto del 2018.

Los documentos, que aportan respuestas de Meghan a preguntas planteadas por el citado grupo, y a los que han accedido medios nacionales, consideran que la esposa de Harry se quedó “desprotegida por parte de la Institución” al ser blanco de esos periódicos sensacionalistas y se le “prohibió defenderse”.

En el archivo figuran las entrevistas de cinco amigos de Meghan en una publicación de Estados Unidos, en la que criticaban al padre de la duquesa, Thomas Markle, aunque sus nombres no se mencionan de forma explícita.

Los documentos apuntan que Meghan se había convertido en blanco de un gran número de artículos falsos y dañinos por parte de los tabloides británicos, específicamente por parte de los demandados, que le ocasionaron un tremendo estrés emocional y daños a su salud mental”.

Como sus amigos nunca antes la habían visto en ese estado, se preocuparon con razón por su bienestar, específicamente al estar embarazada, desprotegida por la Institución (monárquica), y porque tenía prohibido defenderse”, agregan esos papeles.

Esos cinco amigos fueron entrevistados, sin desvelarse sus identidades, para un artículo de la revista norteamericana People publicado en febrero del 2019.

Esa publicación también pone de relieve la “angustia” de la duquesa tras difundirse en los medios una carta manuscrita a su padre, y se incluyen otros detalles acerca de la relación entre ambos.

Entre esos pormenores, contempla que la duquesa había dispuesto alojamiento y un “ayudante dedicado” para asistir a su padre en el Reino Unido a su prevista llegada a este país para asistir a su boda. Sin embargo, el hombre nunca logró a subirse a un avión porque tuvo que someterse a una intervención coronaria.

Los documentos aportan detalles sobre los supuestos intentos de la duquesa para comunicarse con su padre por teléfono y revelan que Meghan llamó a Thomas Markle la víspera de su enlace con Harry.

También confirman que ni su esposo ni su hijo, Archie, le conocen.

En concreto, Meghan ha demandado por supuesto “mal uso de información privada”, “infracción de derechos de autor” e “infracción de la Ley de protección de datos” al citado grupo por dos artículos en el Mail on Sunday y otros tres en MailOnline.

La editorial, por su parte, niega las acusaciones, en particular rechaza que editara la carta de la duquesa a su padre alterando su significado.

______________________

VIDEO RECOMENDADO

Los rusos votan en referéndum que permitiría a Putin permanecer en el poder hasta 2036 (AFP).

TE PUEDE INTERESAR