Los budistas en varios países del Sudeste Asiático celebraron hoy la vistosa festividad de "Magha Puja", que conmemora el sermón que pronunció Buda ante 1.250 monjes y que estableció los cimientos del budismo, según la tradición.

Esta celebración, la primera de importancia en el calendario budista, tiene lugar en países como , Laos o Camboya, donde la mayoría de los budistas practican la corriente "theravada" o el "budismo del sur".

Los principales templos tailandeses se llenaron de creyentes para celebrar esta festividad con rezos, meditación y tres vueltas en torno de los altares centrales con velas, incienso y flores bajo la luna llena.

"El 'Magha Puja' celebra el sermón que dio Buda ante 1.250 monjes. El mensaje principal es que la meta es el Nirvana", explicó a Efe el monje marai dhanissaro en Dhammakaya, un colosal templo en el distrito de Khlong Luang (provincia de Pathum Thani), situado al norte de Bangkok.

Antes del amanecer, los monjes del templo salieron a las calles para recoger en los cuencos los alimentos ofrecidos por los creyentes y luego regresaron para preparar el ritual.

A las seis de la tarde, el abad empezó la ceremonia con la lectura de salmos en el antiguo idioma "pali", mientras los cenobitas ocupaban las gradas situadas en la parte inferior de la pagoda.

"Estoy muy emocionada, porque hay mucha gente aquí demostrando que el budismo es muy importante en sus vidas", declaro a Efe la devota Pariya Krisdathiwadh.

La última y más importante parte de la ceremonia del "Magha Puja", las vueltas al altar, recayó en tres monjes en nombre de todos los presentes en Dhammakaya, dado que su número hacía impracticable moverlos de su sitio.

El "Magha Puja" ("Makha Bucha" en tailandés y "Meak Bochea" en camboyano) conmemora el sermón que, como establece la tradición, dio Buda nueve meses después de alcanzar la "iluminación", cuando 1.250 monjes budistas se reunieron espontáneamente para escuchar los principios del budismo.

Fuente: EFE

TAGS RELACIONADOS