Universitarios muertos en Nicaragua habrían recibido disparos certeros. (Foto: Reuters)
Universitarios muertos en Nicaragua habrían recibido disparos certeros. (Foto: Reuters)

Los dos estudiantes universitarios que fallecieron en el municipio de Estelí, al norte de , durante una de las protestas contra el Gobierno de , recibieron disparos certeros de "alguien que sabía disparar muy bien", afirmó el abogado y militar retirado Francisco Ortega.

Ortega es un abogado nicaragüense con especialidad en medicina forense que fue contratado por la familia del universitario Franco Valdivia, muerto de un disparo el pasado 20 de abril y cuyo cuerpo, junto al de Orlando Pérez, fueron exhumados para determinar las causas de muerte.

"El disparo, en el caso de Franco, fue un único disparo certero en la ceja izquierda", precisó el especialista, en declaraciones a la emisora La Primerísima, de corte sandinista.

"Fue un orificio único sin salida. El disparo viajó de izquierda a derecha, de adelante hacia atrás, es decir, de alguien que está frente a la Alcaldía (de Estelí, administrada por los sandinistas) o en la cuadra de la Alcaldía", indicó.

Según el abogado y militar en retiro, Franco Valdivia, de 24 años y estudiante de tercer año de derecho y padre de una niña de cuatro años, recibió el disparo "de arriba hacia abajo".

"Estaba de cierta altura el que disparó", detalló el experto, quien observó que justamente el edificio de la Alcaldía de Estelí es de dos plantas.

"Los disparos efectivamente fueron disparos certeros. Fue alguien que sabía disparar muy bien. Y no son disparos ni de advertencia, ni de herir, ni de inmovilización, son disparos a matar", sostuvo.

En el caso de Orlando Pérez, estudiante de ingeniería ambiental, hijo de un ex guerrillero sandinista y ex mayor del Ejército de Nicaragua, también murió en las mismas circunstancias.

"Los disparos tienen la misma trayectoria. Provienen del mismo lugar. No se sabe si de la misma persona", anotó.

El abogado forense dijo que han solicitado videos del perímetro donde murieron los dos jóvenes, así como el registro de números y nombres de policías que andaban en esa zona ese día.

"Después habrá que hacer las deducciones, pero por las vísperas se saca el día", apuntó.

Asimismo, aseguró que la ministra de Salud, Sonia Castro, ha visitado a familiares de las víctimas y les ha ofrecido "lo que sea", igual el alcalde de Estelí, el sandinista Francisco Valenzuela.

"Lo único que han solicitado los familiares es que se encuentre la verdad y que se haga justicia", según dijo.

Especialistas del Instituto de Medicina Legal (IML) dirigieron la exhumación de ambos cuerpos en la ciudad de Estelí, a 149 kilómetros al norte de Managua.

En la exhumación estuvieron presentes médicos forenses contratados por los familiares, quienes expresaron su desconfianza en las investigaciones oficiales.

Nicaragua atraviesa una crisis que este sábado cumple dieciocho días, debido a multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente Ortega, que iniciaron por reclamos a unas medidas de seguridad social y continuaron a pesar de que el mandatario revocó su decisión, debido a las múltiples muertes causadas por la represión.

Desde que comenzaron las protestas hace más de dos semanas, los enfrentamientos violentos que se produjeron en Nicaragua dejaron al menos 45 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 el número de los fallecidos.

Nicaragua está pendiente del comienzo del diálogo que protagonizarán el Gobierno y el sector privado, con la Conferencia Episcopal (CEN) como mediadora, aunque todavía no se ha establecido una fecha para su celebración.

Fuente: EFE

TAGS RELACIONADOS