Niños eran violados y enjaulados en el Ejército de Salvación
Niños eran violados y enjaulados en el Ejército de Salvación

Niños bajo el cuidado de la organización religiosa australiana Ejército de Salvación fueron violados, encerrados en jaulas y alimentados con comida para animales, según fue denunciado hoy en la que investiga los abusos de menores cometidos en instituciones del país.

La analizará durante dos semanas la gestión de la institución cristiana de beneficencia Ejército de Salvación en cuatro de sus centros de acogida en los estados de Queensland y Nueva Gales del Sur entre 1966 y 1977.

Durante las audiencias se denunciarán los abusos de cinco de trabajadores de la institución, tres de los cuales siguen vivos y uno de ellos fue imputado por cometer actos indecentes, según dijo uno de los letrados de la comisión, Simeon Beckett.

En una estas granjas, los niños fueron alimentados con frutas y verduras donados para los animales, se les castigaba con azotes y uno de ellos fue obligado a tragarse su propio vómito, según la cadena local Sky News.

Oficiales de alto rango del Ejército de Salvación sodomizaron a niños con una manguera de jardín, los encerraron en jaulas al aire libre durante semanas y los golpearon salvajemente hasta sangrar, detalló la AFP basada en la investigación.

El abogado Beckett dijo que en los hogares dirigidos por el Ejército de Salvación, "los niños eran frecuentemente golpeados por los responsables con el puño cerrado, tirados con fuerza al suelo y contra la pared o azotados con bastones o correas hasta que sangraban".

"Un oficial dislocó el hombro de un niño durante un castigo que consistía en golpearle los testículos con una cinta de cuero", agregó.

Beckett explicó que los abusos sexuales y castigos corporales eran frecuentes. Tras un intento de fuga, un niño fue castigado con la inserción "de una manguera en el ano" y "colocado en una jaula durante una semana" después de denunciar a un compañero por abusos.

"Cuando fue liberado de la jaula fue sodomizado a la fuerza por un mayor", agregó el abogado.

A otros les hicieron tragar detergente, les quemaron con cigarrillos o les forzaron a tragarse su propia vómito, y uno fue arrastrado de su cama durante la noche y violado por el mayor Lawrence Wilson, calificado por sus colegas de "brutal y diabólico".

Según Beckett, el Ejército de Salvación pagó 1,2 millones de dólares australianos (US$1,05 millones) en indemnizaciones a víctimas de Wilson, fallecido en el 2008.

Wilson organizaba cada día un "desfile repugnante" en el que elegía a niños para inspeccionarlos físicamente en privado y agredirlos sexualmente.

"Otros oficiales y personal del Ejército de Salvación abusaban de los residentes, así como miembros de la sociedad. Estas personas tenían acceso a los dormitorios de los niños y los agredían sexualmente", afirmó el abogado.

Una de las víctimas de Wilson, Raymond Carlile, dijo a la investigación que éste "glorificaba el castigo, echaba espuma por la boca".

Las autoridades recibieron hasta la fecha 157 denuncias contra el Ejército de Salvación, 130 de las cuales desembocaron en una disculpa y una indemnización económica.

fue anunciada en noviembre del 2012 después de que la policía de Nueva Gales del Sur acusó a la Iglesia Católica de encubrir casos de pederastia presuntamente organizada, tratar de silenciar las investigaciones y de destruir pruebas cruciales para evitar procesos judiciales.

TAGS RELACIONADOS