¿Cómo operaba la red de espionaje que remeció a Colombia?
¿Cómo operaba la red de espionaje que remeció a Colombia?

Bogotá (El Tiempo de Colombia / GDA) Rafael Revert, el español que grabó la cita de Óscar Iván Zuluaga con el detenido hacker Andrés Sepúlveda, habló en exclusiva con "El Tiempo" de Colombia. Asegura que no fue un infiltrado en la campaña del Centro Democrático y niega que el polémico video que hoy tiene en líos al candidato de ese partido haya sido manipulado. Dice que decidió grabar a Sepúlveda cuando descubrió sus actividades ilegales, y que él mismo podría terminar involucrado.

¿Cómo llega usted a la campaña de Zuluaga?
Conocí a Andrés Sepúlveda por un chat de Skype en febrero. Me dijo que quería una persona especializada en seguridad informática, con mucho conocimiento en campañas políticas, y llegamos a un acuerdo en tres conversaciones de Skype. Así es como, el 12 de febrero pasado a las 8:15, he llegado a Bogotá. Estaba en Lima, viviendo y trabajando allá.

¿Cuál era su tarea en la empresa de Sepúlveda?
Desarrollar las proyecciones y asegurar que la campaña del candidato Óscar Iván Zuluaga no tuviese ningún problema de seguridad, ni interceptaciones; elevación de la imagen pública, todo el tema relacionado con la parte de seguridad informática.

¿En qué momento sabe que las actividades de Sepúlveda no eran las del contrato con el que lo trajeron?
Cuando vi, por ejemplo, que Daniel Barragán (un ecuatoriano que trabajaba en esa oficina) interceptó un correo de Pacho Santos [vicepresidente de Colombia 2002-2010]. Movieron trabajos que supuestamente eran para gente de la DEA, y por otro contacto me enteré de que no era así. Había varias cosas que no cuadraban con la historia, porque obviamente alguien que no es militar, ni de inteligencia, no puede hacer operaciones internacionales. En uno de los computadores había información de inteligencia de más de seis países diferentes. Había cosas no coherentes con una campaña presidencial en redes sociales.

¿Quién es Barragán?
Daniel Barragán supuestamente estaba en la Fiscalía de Cali en la parte forense. Fue contactado directamente por un amigo de Andrés [Sepúlveda] y lo trajeron. Lo puedo describir como el que maneja la información de espías. Él sí era el hacker de la web; entraba a las cuentas, entraba a los servidores y vendía paquetes de inteligencia valorados en millones, información de Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Bolivia, Perú. Tenía bastante información, recopilaba y vendía.

¿No es contradictorio que hubieran ‘chuzado’  [espiado] a Pacho Santos cuando él es miembro del Centro Democrático?
Las evidencias dirán exactamente que lo chuzaron [espiaron]. Yo vi personalmente que la interceptación al correo la hizo Barragán y que él le entregó a Sepúlveda los accesos al correo de Pacho Santos.

Óscar Iván Zuluaga dice que el video es un montaje y que ustedes le montaron una celada…
Todo eso es falso. Andrés apoyaba 100 por 100 a Uribe. Andrés es uribista, de extrema derecha, apoyaba al candidato. Yo grabé esa conversación con un celular a las 6 y 30 de la tarde de ese día. Lo que se reveló, ilegalmente además, son videos parciales de la conversación completa. Otra cosa: yo no pertenezco a ninguna formación militar, ni grupo de inteligencia colombiano, porque están acusándome de que yo pertenecía a esos grupos.

¿Esa conversación que aún no se revela es entre quiénes?
Hay una conversación que no se ha revelado completamente, que es la de Óscar Iván con Andrés, y hay otra mía con Andrés, en la que dice de dónde está sacando la información de ‘Timochenko’, a quién se la va a comprar, recomendaciones a los hijos del candidato.

¿De qué se habla en esa primera conversación que no ha sido revelada?
Pues son temas políticos. Hablan sobre temas de inteligencia; Andrés mostrándole las páginas que eran de información de inteligencia, mostrándole los videos del desmovilizado (supuestamente, el que iba a ser contactado con el Canal RCN). Óscar Iván le pregunta cómo va el tema de ‘la isla’. Y Andrés le dice que tiene un gran amigo, y “vamos a dar el fuerte golpe”; que no falta mucho.

¿Cuándo decide usted acercarse a las autoridades?
Lo decido porque son cosas ilegales. Si están haciendo cosas ilegales y luego empezaban a involucrarme más y más, pues luego caigo con todos. Entonces yo digo: esto es ilegal, hay que reportarlo. Pero no con la Policía. Andrés trabajaba con la Sijín. Entonces, si lo denuncio en la Policía, Andrés se enteraría de que estoy hablando.

¿Por qué esta revelación ahora, cuando Zuluaga tiene chance de ganar la Presidencia?
Yo no gano nada. No tengo ningún interés. La situación se presenta porque yo entregué las pruebas. Lo que Andrés está diciendo contra mí es falso. Lo grabé para tener pruebas en mi defensa.

Mucha gente duda de que Sepúlveda tuviera capacidad para hacer eso, para entrar a los correos de las Farc…
Las publicaciones y las imágenes de correos que han salido en vuestro periódico y otros medios eran de una interceptación que Andrés nos mandó a desencriptar porque decía que era muy importante para la campaña. Ahí nos dimos cuenta de que no era de la campaña sino un correo de ‘Timochenko’.

¿Qué papel cumplió David Zuluaga en todo esto?
Era el intermediario entre Andrés [Sepúlveda] y Óscar Iván [Zuluaga]. David era intermediario en el tema de las redes sociales, es un pelao de 23 o 24 años. A veces preguntaba ¿cómo van con eso y lo otro?, y Andrés le daba reportes genéricos.

¿Y Luis Alfonso Hoyos?
Hoyos vino una sola vez con Óscar Iván. Él era el hombre de contactos y tenía que saber que estaban negociando con desmovilizados y (que) a ese desmovilizado Andrés le pagaba una plata y le hacían decir lo que querían a favor de la campaña de Óscar Iván y en contra de la campaña de Santos.

Usted no es testigo de ninguna orden de Zuluaga para las actividades de Sepúlveda, pero dice que cree que la campaña sí dio la orden. ¿Cómo entender eso?
Yo lo entiendo de esta forma. El cliente sabe de operaciones ilícitas e ilegales. Yo vi que cuando Óscar Iván [Zuluaga] llegó le preguntó sobre temas de ‘la isla’, y Andrés [Sepúlveda] reportaba diciendo que sí, “ vamos a dar un duro golpe”. Yo le preguntaba en mis conversaciones (a Sepúlveda): ¿cuáles son los golpes? (…) Esa era la forma de tumbar el proceso de paz. Como no podían viajar a Cuba, era simplemente avisarles allá a la gente (a las Farc) que estaban siendo monitoreados, que el Gobierno les estaba dando por la espalda, hacer un juego sucio para que las Farc pensaran eso.

¿Conoce a J. J. Rendón?
No, nunca lo he contactado ni lo he visto en persona. Lo que ha salido por prensa de que yo he cobrado por cosas de Santos y de J. J. no es cierto. En esto no he ganado ni un peso, solo que lo que he visto me pareció mal y he dicho la verdad. Las pruebas están saliendo poco a poco.

¿Cómo es su seguridad hoy?
Tengo protección, pero no puedo decir nada más. Tranquilo no estoy.

¿Cómo era la campaña negra contra otros políticos?
Puntualmente, a Peñalosa no lo atacaron. A Santos, con el desarrollo de ‘memes’, controversia de las declaraciones que él daba, por redes sociales se le hacían ataques, se le bloqueó una vez una actividad que hizo en Twitter; se compraban cuentas de Twitter masivas…

¿Esto lo sabía la campaña?
Eso es la campaña negra. David Zuluaga vino dos, tres veces y hablaba de los ‘memes’. Andrés le mostraba lo que estaban haciendo. La campaña sabía obviamente.

¿Esta información la va a dar oficialmente ante la justicia?
Sí. Se está dando en este momento.

¿Hay la posibilidad de que Sepúlveda fuera un timador?
Él es una persona egocéntrica, intimidadora, bastante mentirosa e incumplida.

¿Qué va a pasar con usted?
Para mí, jodido, porque ya pusieron en medios mi cara, mis nombres completos, mi perfil… Yo trabajo en temas de seguridad informática: se me considera que vulneré una privacidad, pero yo estoy haciendo la parte correcta.

¿Ha recibido amenazas?
Sí, he recibido amenazas y eso lo he declarado.

¿De quién?
De Andrés. En el apartamento que arrendamos los dos una mañana me dijo: “Si hablas algo (…)”. Dijo que con inteligencia de Dipol me iba a cortar las extremidades si hablaba. La suerte es que cuando descubrí que era ilegal lo que él hacía, empecé a montar mi defensa, grabar videos, hacer audios, para mostrar que lo que él dice ahora es falso.