(Foto de archivo: AFP)
(Foto de archivo: AFP)
Redacción EC

Islandia. La sofisticación del avión oficial del vicepresidente estadounidense, , las armas de sus guardaespaldas y la presencia de jets militares han asombrado a , un país considerado el más pacífico del mundo. 

Un total de 280 agentes fueron empleados para proteger al vicepresidente Mike Pence en su visita a Islandia, incluyendo policías islandeses que en su mayoría no reciben entrenamiento de uso de armas. 






La enorme cantidad de guardias y equipos empleados para acompañar a Pence perturbó el tráfico en Reikiavik, la capital de la nación insular.

Islandia ha encabezado la lista de los países más pacíficos del mundo, elaborada por una institución académica desde hace 11 años.

El país carece de ejército y solo los miembros de un grupo comando policial están autorizados para tener armas.

Las autoridades islandesas dieron permiso a los estadounidenses para portar armas, pero prohibieron el ingreso de perros detectores de explosivos debido a cuarentenas.  

- Detalles de la visita -

Pence, calificó este miércoles de "esencial" el papel estratégico de Islandia en el Ártico y alertó contra la actividad "creciente" de Rusia y China en esa región. 

"Países como Rusia y China son cada vez más activos en el Ártico. La alianza a través de la OTAN, nuestra cooperación con Islandia para cuidar los intereses de nuestras naciones en la región es absolutamente esencial", dijo Pence durante una visita a ese país.

Pence resaltó el compromiso de Estados Unidos para fortalecer la defensa de Islandia y garantizar la seguridad, y habló de lazos "inquebrantables" entre ambos países.

Estados Unidos anunció recientemente su intención de aumentar sus actividades en la base militar de Keflavik (suroeste de Islandia) con una inversión de unos 56 millones de dólares para poder operar de 18 a 24 cazas desde allí.

Pence, que llegó este miércoles a Islandia tras visitar Polonia e Irlanda y antes de seguir viaje al Reino Unido, inició su estancia en esta isla con una recepción a cargo del presidente islandés, Gudni Th. Johanesson, en la casa Hofdi de Reikiavik.

Este edificio albergó tres décadas atrás la primera cumbre entre el entonces presidente estadounidense, Ronald Reagan, y su colega soviético, Mijail Gorbachov.

Pence participó en un foro empresarial y se entrevistó con el ministro de Exteriores islandés, Gudlaugur Tór Tórdarson, y con el alcalde de Reikiavik, Dagur B. Egertsson, antes de dirigirse al aeropuerto, donde tenía previsto reunirse con la primera ministra, Katrín Jakobsdóttir.

La mandataria islandesa había rechazado hace unas semanas una reunión con Pence por problemas de agenda debido a un compromiso previo en Suecia para dar el discurso inaugural de la convención de sindicatos nórdicos.

Fuente: AP / EFE