Francia se convirtió hoy en el 14º país en legalizar el casamiento entre personas del mismo sexo, después que el presidente, Francois Hollande, promulgó la ley.

Hollande rubricó la ley un día después que el Consejo Constitucional francés validó la norma.

La ministra francesa de Justicia, Christiane Taubira, quien condujo las negociaciones por el proyecto de ley en el Parlamento, dijo que los primeros casamientos entre personas del mismo sexo podrían realizarse en Francia a partir de junio.

Los opositores de la medida adelantaron que mantendrán la movilización y campaña, con otra protesta programada para el 26 de mayo en París.