Miembro de Pussy Riot asegura haber sido "envenenado" por Rusia. (Reuters)
Miembro de Pussy Riot asegura haber sido "envenenado" por Rusia. (Reuters)
Redacción EC

Berlín. El activista del grupo ruso , , hospitalizado en Berlín, "cree firmemente" que lo envenenó, quizás debido a su voluntad de investigar la muerte de tres periodistas rusos en la República Centroafricana.

Pyotr Verzilov, de 30 años, fue hospitalizado en estado grave hace unos diez días en Berlín, después de ser trasladado desde Moscú por una ONG. Sus médicos estiman que fue víctima "muy probablemente" de un envenenamiento.

"Ya estoy bien de nuevo, espero salir lo antes posible. Y quiero volver a Rusia", declaró en una entrevista difundida el miércoles por el diario alemán Bild. Dice recordar "a penas lo que sucedió".

Verzilov es uno de los cuatro miembros de Pussy Riot que saltaron al terreno de juego durante la final del Mundial de fútbol en Rusia, vestidos con uniformes de policía. Fueron condenados a 15 días de detención.

También es el fundador del sitio MediaZona, que informa sobre los juicios a defensores de los derechos humanos en Rusia.

"Hay dos razones por las cuales los servicios secretos rusos podrían haberme envenenado: por una parte, la acción de la final del Mundial, que les incomodó, y por otra parte, mis vínculos con los tres periodistas rusos asesinados en África", explica al diario.

Estos tres periodistas fueron asesinados el 30 de julio en la República Centroafricana, donde investigaban a un grupo de mercenarios rusos, para un medio fundado por el adversario del Kremlin Mijaíl Jodorkovski.

Verzilov había trabajado con uno de estos periodistas. "Quería y quiero investigar lo que les pasó a estos tres periodistas. Es quizás por esto que los servicios secretos intentaron envenenarme. Creo que es más probable que se trate de esto que del partido del Mundial", insistió el activista.

"Creo firmemente que son los servicios de inteligencia rusos los que me envenenaron, quizás el GRU", la inteligencia militar, precisó Verzilov.

Según él, "el envenenamiento fue tan profesional que no se puede pensar otra cosa".

Su hospitalización tuvo lugar en un contexto de tensiones diplomáticas con Rusia por el caso Skripal.

Fuente: EFE

TAGS RELACIONADOS