Redacción EC

El 20% de los edificios de la ciudad siria de Al Raqqa (noreste) ha quedado complemente destruido tras más de cuatro meses de ofensiva de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza armada liderada por milicias kurdas, dijo a Efe una fuente de esta agrupación.

"Hay mucha devastación, podemos decir que el 20% de los edificios está totalmente destruido, la mayoría está en el centro de Al Raqqa, en las últimas zonas que liberamos porque el 'Daesh' (acrónimo en árabe de Estado Islámico) opuso una mayor resistencia", explicó un comandante del Consejo Militar Siriaco Sirio (CMSS), Kino Gabriel.

El CMSS es una milicia formada mayoritariamente por combatientes asirios (un grupo étnico de credo cristiano), que integra las FSD, que ayer anunciaron la liberación de Al Raqqa del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Gabriel apuntó que actualmente no hay ni agua ni electricidad en la población. "Tan solo hay algunos pozos de agua, que empleaban los civiles, aparte de eso no quedan infraestructuras en la ciudad", detalló.

La fuente adelantó que, después del final de la ofensiva, "fuerzas de seguridad locales asumirán el control de Al Raqqa para mantener la estabilidad, mientras que el Consejo Civil se hará cargo de la reconstrucción".

El Consejo Civil de Al Raqqa ha sido creado por las FSD para administrar las áreas que están bajo su dominio en la provincia.

Por su parte, el portavoz del Consejo Militar de Manbech, Shervan Darwish, cuya formación también es parte de las FSD, indicó a Efe por teléfono que las operaciones de "limpieza" todavía continúan en Al Raqqa.

"Pese a que ayer anunciamos el fin de la operación militar contra el 'Daesh', seguimos con la operación de limpieza de explosivos y en busca de terroristas que puedan estar escondidos", afirmó Darwish, que aseguró que se trata de una tarea "rutinaria".

Este portavoz señaló que la destrucción es visible en distintas áreas de la ciudad, aunque rehusó ofrecer un porcentaje.

"Hay barrios donde hay destrozos enormes, sobre todo, en aquellos en los que la batalla fue más larga y violenta, mientras que hay otros con menos porque hubo menos combates", aseguró.

Las FSD iniciaron el pasado 6 de junio la ofensiva contra el EI en Al Raqqa, antigua "capital del califato" de los radicales, con la ayuda de la coalición internacional, comandada por Washington, y de efectivos especiales de EE.UU. sobre el terreno.

Los últimos 3.000 civiles que quedaban en la urbe fueron evacuados el pasado fin de semana, antes del término de la campaña militar, en virtud de un acuerdo logrado entre los yihadistas y el Consejo Civil de Al Raqqa.

Fuente: EFE

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO...