"Los que no refugian inmigrantes deberían pedir perdón a Dios"
"Los que no refugian inmigrantes deberían pedir perdón a Dios"

Vaticano. El pidió respeto por los inmigrantes y sugirió que las "personas e instituciones" que les cierran las puertas deberían buscar el perdón de Dios.

La apelación del Papa, hecha al final de su audiencia general semanal, llegó en medio de un creciente debate en Europa sobre cómo lidiar con una crisis que ha incluido enfrentamientos entre policías e inmigrantes.

"Los invito a buscar el perdón para las personas y las instituciones que cierran la puerta a estas personas que están buscando una familia, que están buscando ser protegidas", dijo en declaraciones pronunciadas con voz sombría.

Francia y Austria han incrementado los controles fronterizos sobre los inmigrantes provenientes de Italia, dándoles la espalda a cientos y dejando a un creciente número de personas acampando al aire libre en estaciones de tren en Roma y Milán.

En una señal del persistente desacuerdo sobre cómo lidiar con la crisis migratoria, el primer ministro italiano, Matteo Renzi, amenazó con tomar medidas si otros países de la Unión Europea no se hacían cargo de una parte justa de los refugiados que llegan a las costas italianas.

El Papa dijo que "estos hermanos y hermanas nuestros están buscando refugio lejos de sus tierras, están buscando un hogar donde puedan vivir sin miedo".

Francisco pidió plegarias para que su "dignidad humana siempre sea respetada" e instó a la comunidad internacional a "trabajar junta y eficientemente para evitar las causas de una migración forzada".

Francia, Italia y Alemania acordaron el martes unir fuerzas para identificar a los inmigrantes que llegan por mar y para reubicarlos rápidamente en la Unión Europea o enviarlos de vuelta a sus países de origen si sus pedidos de asilo en Europa son rechazados.

Mientras deliberaban, la policía comenzó a remover a inmigrantes mayormente africanos de campamentos improvisados a la orilla del mar en la frontera italiano-francesa.

Unos 300 habían sido rescatados del lado italiano con la esperanza de dirigirse hacia Francia y luego hacia el norte de Europa donde tienen familiares y donde las posibilidades de conseguir trabajo serían mejores.

Fuente: Reuters