Moscú [EFE]. El viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Seguéi Riabkov, afirmó que no descarta un endurecimiento de las sanciones estadounidenses contra durante el curso de 2020, en una entrevista publicada este miércoles por la agencia Interfax.

“Lamentablemente, continúan estos ciclos de aplicación de restricciones a nuestras personas jurídicas y físicas por motivos inventados y sin bases legales. No se puede descartar que continúen el año que viene”, dijo Riabkov.

Agregó que Rusia no se apresurará a responder a las sanciones de Estados Unidos contra el gasoducto Nord Stream 2, que transportará gas natural ruso a Alemania a través del mar Báltico y que ya está construido en más del 90 por ciento. “La respuesta no será retórica, como ya se ha declarado a nivel de nuestro Gobierno. No nos daremos prisa, no es ninguna carrera ni hay plazos para anunciarla”, dijo el diplomático.

Aseguró que Rusia reaccionará también en caso de que Washington adopte nuevas sanciones. “También vamos a reaccionar. De manera sopesada, sin perjuicio para nosotros mismos, pero de tal manera que en la otra parte sientan que esto no ha quedado sin reacción”, indicó Riabkov.

El presidente estadounidense, Donald Trump, promulgó el viernes de la semana pasada las sanciones contra el gasoducto Nord Stream 2 aprobadas tres días antes por el Congreso.

En el proyecto están implicados el consorcio ruso Gazprom y las empresas europeas OMV, Wintershall Dea, Engie, Uniper y Shell. Por su lado, el Gobierno alemán lamentó las sanciones de EE.UU. y ratificó su rechazo a tales medidas “extraterritoriales”.

Rusia, por su parte, ha calificado las sanciones de “competencia desleal”, que tiene como objetivo vender a Europa gas natural licuado estadounidense, que es más caro que el ruso.