Módulos Temas Día

Los civiles que escapan de la capital del Estado Islámico

El SDF, una alianza kurdoárabe apoyada por la coalición liderada por EE.UU., lucha para rescatar a los últimos civiles encerrados en Raqqa, Siria

Responsables locales y autoridades tribales negocian la evacuación de miles de civiles de la ciudad siria de Raqqa, antes del asalto final de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) que ya controlan 90% de la "capital" del grupo Estado Islámico.


"El consejo civil de Raqqa ha entablado conversaciones para determinar la mejor forma de permitir a los civiles atrapados entre los combatientes de Dáesh (acrónimo árabe del Estado Islámico) que abandonen la ciudad", indicaron las FDS en un comunicado.

Este consejo es un ejecutivo local en el exilio que se ha instalado al norte de Raqqa.

Las FDS, una alianza kurdoárabe apoyada por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, afirmaron sin embargo que quienes abandonen Raqqa tras haber luchado en las filas del Estado Islámico serán entregados a las autoridades locales para ser llevados ante la justicia.

La ONU calcula que cerca de 8.000 civiles siguen en la ciudad de Raqqa, y las FDS aseguran que algunos de ellos están siendo utilizados como escudos humanos por los combatientes del Estado Islámico.

En tanto se busca una solución a la situación de los civiles en Raqqa, el miércoles en la capital Damasco tres kamikazes se hicieron explotar cerca del cuartel general de la Policía, causando dos muertos y seis heridos, informó el ministerio del Interior sirio.

Este triple atentado fue reivindicado por el Estado Islámico, que en un comunicado en la mensajería Telegram señaló: dos de los atacantes "entraron en el edificio del cuartel general y lucharon con los que estaban dentro (...) luego detonaron sus chalecos explosivos".

El tercero se hizo explotar ya rodeado por la policía. El 2 de octubre, el Estado Islámico perpetró un atentado similar en el barrio Midan de Damasco, con un saldo mucho más sangriento: 17 muertos.

'Salida de combatientes'

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), una oenegé que dispone de una extensa red de informadores en Siria, las conversaciones también abordan la manera de permitir que se entreguen los yihadistas y que sus familias abandonen Raqqa.

"Las negociaciones tratan sobre una salida de los combatientes de Dáesh (...) y la posibilidad de que sus familias puedan dirigirse a Albu Kamal, en el este de la provincia de Deir Ezzor", declaró el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

La ciudad siria de Albu Kamal, cerca de la frontera de Iraq, sigue en manos del Estado Islámico.

No es la primera vez que se negocian acuerdos de retirada de combatientes del Estado Islámico de algunos territorios. En mayo decenas de yihadistas pudieron salir de la ciudad de Tabqa, al oeste de Raqqa, antes de la entrada de las FDS.

Otro acuerdo, en el que no estaba implicada ninguna fuerza apoyada por la coalición internacional, permitió que yihadistas atrincherados en una zona situada entre Líbano y Siria se dirigieran hacia el este de Siria, suscitando críticas estadounidenses e iraquíes.

600 a 700 yihadistas activos

El martes, el general Jonathan Braga, director de las operaciones de la coalición internacional, justificó las negociaciones al afirmar que sus tropas tenían "la responsabilidad de vencer a Dáesh preservando en la medida de lo posible la vida de los civiles".

Los habitantes de la ciudad septentrional han sufrido las consecuencias de la ofensiva contra los yihadistas. Según el OSDH, los bombardeos de la coalición causaron cientos de muertos entre los civiles.

Las FDS calculan que entre 600 y 700 combatientes del Estado Islámico continúan activos en Raqqa, de donde varios de ellos intentaron salir el martes, según una portavoz de la alianza.

El miércoles, la situación estaba tranquila en los diferentes frentes, pero la coalición sigue bombardeando posiciones yihadistas, indicaron comandantes de las FDS.

Las tropas kurdoárabes avanzan por el este y el norte de la ciudad hacia los últimos reductos del Estado Islámico en el centro, entre ellos el hospital público. Cuando se reúnan sus soldados, la batalla podría terminar en una semana, afirmaron esas fuentes.

Tras haber conquistado un territorio tan extenso como Italia entre Iraq y Siria en el 2014, la organización yihadista sufrió grandes pérdidas en ambos país y apenas controla unas zonas en el valle del Éufrates, cerca de la frontera.

Fuente: AFP

LAS ÚLTIMAS NOTICIAS DEL MUNDO...

Tags Relacionados:

siria

Estado Islámico

Raqqa

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías