"Siria no puede ser el origen de un nuevo conflicto mundial"
"Siria no puede ser el origen de un nuevo conflicto mundial"

El patriarca de la Iglesia ortodoxa rusa, , pidió hoy en Asunción que no se convierta en origen de una nueva guerra mundial, al tiempo que llamó a la unidad de todos los cristianos frente a la persecución religiosa en Oriente Medio, durante el último acto oficial de su visita a .

"En Siria no pueden actuar diferentes posiciones con diferentes objetivos. Siria no puede ser el origen de un posible nuevo conflicto mundial", afirmó Kiril durante una comparecencia conjunta con el presidente paraguayo, Horacio Cartes, en el Palacio de Gobierno.

Kiril, quien llegó a Paraguay el domingo tras su histórico encuentro en Cuba con el papa Francisco, líder de la Iglesia católica, afirmó que ambos mantuvieron una "conversación seria y profunda", en la que trataron de la "tragedia que tiene lugar en Siria y otros países de Medio Oriente".

El patriarca aseguró que "los terroristas están dispuestos a asesinar y destruir a todos los que no son parecidos a ellos", y pidió que la respuesta a este desafío sea "conjunta, común y coordinada".

"No podemos permanecer callados, tenemos que hablar en voz alta y con fundamento sobre estas tierras donde en su tiempo nació el cristianismo, y hoy hay cristianos perseguidos que tienen que huir a otros lados", expresó el líder de los ortodoxos.

Por su parte, Cartes también habló de la "persecución religiosa en Medio Oriente y el norte de África", y señaló que "afecta por igual a católicos y ortodoxos, ya que los terroristas no distinguen entre distintas confesiones cristianas".

El mandatario paraguayo calificó esta represión al cristianismo de "agresión indiscriminada" e "intolerancia criminal", y dijo que se está convirtiendo en "un verdadero genocidio".

El patriarca Kiril llegó a Paraguay en la noche del domingo y estuvo acompañado del presidente Horacio Cartes. (Foto: Reuters)
 

(Foto: Reuters)

Kirill participó en varios actos religiosos, como una misa ante la minoritaria comunidad de cristianos ortodoxos del país, y una oración en el Cementerio de la Recoleta de Asunción, donde están enterrados varios inmigrantes de Rusia.

Además, Kiril homenajeó a los militares exiliados rusos que combatieron junto a Paraguay en la Guerra del Chaco contra Bolivia (1932-1935), y compartió un almuerzo y una comparecencia con Cartes.

Kiril ha calificado en varias ocasiones a las intervenciones militares de Rusia en la guerra de Siria como "una guerra defensiva y justa", y ha criticado la persecución de las minorías cristianas en el Oriente Medio y el Norte de África por parte de los grupos yihadistas.

Fuente: EFE

TAGS RELACIONADOS