Este jueves las Fuerzas Armadas de Sudán derrocaron a Al Bashir, poniendo fin a un Gobierno de 30 años. (AFP)
Este jueves las Fuerzas Armadas de Sudán derrocaron a Al Bashir, poniendo fin a un Gobierno de 30 años. (AFP)

Naciones Unidas.  y los países europeos pidieron este jueves que el Consejo de Seguridad de la analice mañana de urgencia la situación en , después del derrocamiento del presidente, .

La solicitud precisa que el máximo órgano de decisión de la ONU discuta a puerta cerrada la crisis en el país africano, incluyéndola bajo el epígrafe de puntos varios en su agenda para el viernes.





Junto a Estados Unidos, la petición fue formulada por los cinco miembros de la que se sientan en el Consejo de Seguridad: el Reino Unido, Bélgica, Francia, Alemania y Polonia, según fuentes diplomáticas.

El planteamiento llega después de que el Ejército sudanés diera un golpe de Estado este jueves a Al Bashir, poniendo fin a un Gobierno de 30 años que desde hace meses se enfrentaba a fuertes protestas en las calles.

Las Fuerzas Armadas sudanesas decidieron en la madrugada del pasado domingo que la represión de los cuerpos de seguridad había llegado ya demasiado lejos y se pusieron del lado de los manifestantes, que dos días antes habían acampado en los alrededores del principal complejo militar de Jartum para pedir su apoyo.

El ministro de Defensa de Sudán, el general Awad Ibn Auf, anunció hoy que Al Bashir está detenido "en un lugar seguro" y que las Fuerzas Armadas han decidido comenzar un Gobierno transitorio de dos años.

A la esperar de conocer los términos de esa junta militar, denominada Consejo Militar Transitorio, el ministro anunció la suspensión de la Constitución de 2005 y la disolución de la Presidencia, el Parlamento, el Consejo de Ministros y los gobiernos regionales.

En esos dos años "se preparará el ambiente para la transición pacífica de la autoridad", dijo Auf, quien afirmó que eso incluye el establecimiento de partidos políticos, la organización de "elecciones honestas" y la redacción de una "Constitución permanente".

Asimismo, se ha ordenado la liberación "inmediata" de todos los presos políticos, el estado de emergencia durante tres meses y un toque de queda que se extenderá un mes y que estará en vigor desde horas de la noche hasta la madrugada.

Al Bashir está acusado por la Corte Penal Internacional (CPI) de genocidio, crímenes de guerra y lesa humanidad en el conflicto de Darfur, donde murieron más de 300,000 personas y desde 2009 tiene una orden de arresto en su contra.

Fuente: EFE