Una militar homosexual ha sido ascendida por primera vez a General en los Estados Unidos. El nombramiento de la coronel Tammy Smith, casada el año pasado con otra mujer – Tracey Hepner- , se produjo a meses de la abolición de la ley “don’t ask, don’t tell”.

Según esta ley, estaba prohibido a los militares declararse homosexuales públicamente.

Smith recibió la estrella en su uniforme de su propia esposa, Hepner, en una ceremonia privada en el Cementerio Nacional de Arlington.

Ellas contrajeron matrimonio en Washington D.C., tras 9 años de noviazgo. Para la protagonista, lo relevante de todo eso no es ella, sino “defender los valores del ejército y la responsabilidad que esto conlleva”.

De acuerdo a lo informado por la publicación americana “Stars Stripes”, el propio secretario de Defensa de los Estados Unidos, Leon Panetta, agradeció oficialmente a Tammy Smith el servicio prestado a los Estados Unidos durante su trayectoria.