Adrián Foncillas

Desde mañana a medianoche, prohibirá el uso de y WeChat en su territorio, una nueva escalada en la pugna con sobre el destino de estas populares aplicaciones.

Washington ha dejado, sin embargo, una puerta abierta a TikTok, muy popular entre los jóvenes, antes de prohibirle por completo operar en su territorio.

El presidente Trump deja hasta el 12 de noviembre para resolver los problemas de seguridad nacional que plantea TikTok”, dijo el Departamento de Comercio de EE.UU., en alusión a las negociaciones entre la empresa matriz china ByteDance y el gigante tecnológico estadounidense Oracle.

En el caso de WeChat, simboliza el camino de muchas aplicaciones chinas. Crecieron protegidas en un mercado que censuraba a sus análogas occidentales y, con los años, trascendieron de meras copias a perfeccionarlas. YouTube aguanta la comparación con Tiktok, pero WeChat y Alibaba superan a WhatsApp, y Amazon y cualquier sistema electrónico de pago chino van varios años por delante de los occidentales.

Tiktok, la primera aplicación china de éxito global, cierra el círculo y certifica que no existen diferencias entre los ‘millenials’ beijingneses, neoyorquinos o limeños. Los indicios sugieren que la aplicación de videos cortos no es un golpe de suerte, sino la avanzadilla china.

Tienen un mercado enorme y bastante exigente que ha permitido su viabilidad económica y que progresará sin pausa”, señala Jeffrey Towson, profesor de la Escuela de Gestión Guanghua de la Universidad de Beijing. “Los gigantes estadounidenses como Microsoft tienen más experiencia, pero si hablamos de la relación con el usuario, muchas aplicaciones chinas están a la altura”.

La orden anunciada este viernes es vista por el gobierno de Trump como esencial para la seguridad nacional, en momentos en que el mandatario se enfrenta a China mientras busca su reelección. (Foto: Reuters / Kevin Lamarque)
La orden anunciada este viernes es vista por el gobierno de Trump como esencial para la seguridad nacional, en momentos en que el mandatario se enfrenta a China mientras busca su reelección. (Foto: Reuters / Kevin Lamarque)

Salir al mundo

China es un efervescente mercado de innovación. En el amontonamiento de start-ups influye el milenario espíritu emprendedor chino, el empuje gubernamental y una sociedad joven que abraza cualquier avance. Estas compañías están centradas aún en el mercado interno, pero más del 70% planea la salida al exterior.

Washington no le allanará el camino. Es presumible que muchas aplicaciones chinas acompañarán próximamente a WeChat y Tiktok en la lista prohibida bajo la misma acusación de la amenaza a la seguridad nacional.

Es importante que nuestro país no use aplicaciones chinas o aquellas que puedan registrar nuestros datos y llevarlos a servidores chinos”, ha dicho Peter Navarro, el principal asesor comercial de Trump. “Esas aplicaciones sirven para vigilar, monitorizar y rastrear a los estadounidenses”, agregó. Y advirtió que la lista de aplicaciones censuradas no acabará en Wechat y Tiktok, “porque China va por el mundo intentando adquirir tecnología e influencia”.

Beijing ha acusado a Washington de pirata moderno. “Son los trucos de intimidación económica y manipulación política que aplica EE.UU. a las aplicaciones extranjeras”, ha lamentado Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Exteriores.

Es improbable que el tecnonacionalismo frene la marea, juzgan los expertos. “La pujanza china es imparable, su sociedad es muy innovadora y el mundo lo verá en los próximos años”, comenta Martin Jacques, académico británico y autor del libro de referencia “Cuando China gobierne el mundo”.

VIDEO RECOMENDADO

De la fiesta a la tragedia: 7 muertos y 177 infectados por el virus en un casamiento en EE.UU. (AFP)

TE PUEDE INTERESAR