"Yo le vendí municiones al autor del tiroteo en Las Vegas". (Foto: Captura / AP)
"Yo le vendí municiones al autor del tiroteo en Las Vegas". (Foto: Captura / AP)
Redacción EC

Un hombre en Arizona nombrado en documentos de la corte como “persona de interés” durante la investigación de el , la peor en la historia moderna de dijo que conoció al pistolero una vez y le vendió municiones.

Douglas Haig le dijo a The Associated Press el martes que había sido contactado previamente por investigadores en el caso.

Hablando en su casa en Mesa, Haig dijo que planea ofrecer una conferencia de prensa esta semana para responder a preguntas sobre el hecho de que su nombre apareció en la investigación.

"Soy el tipo que le vendió municiones a Stephen Paddock", dijo Haig, sin revelar detalles. La policía dice que Paddock fue el pistolero en la masacre y se mató cuando los agentes lo tenían cercado.

Un funcionario del orden le dijo a la AP en octubre que Paddock compró 1.000 balas trazadoras de un vendedor privado en una feria de armas en Phoenix. El funcionario habló a condición de preservar el anonimato porque no estaba autorizado a revelar información sobre el caso. No estaba claro de inmediato si esa persona era Haig.

Documentos muestran que Haig es dueño de Specialized Military Ammunition LLC. El portal de la compañía dice que vendía balas trazadores e incendiarias, pero que el negocio está “cerrado indefinidamente”.

Haig dijo el miércoles en el programa "CBS This Morning" que le vendió más de 700 balas a Paddock, pero que no tenía conexión con él y no tenía idea de lo que planeaba.

"No pude detectar nada malo con ese tipo”, dijo de Paddock. “Me dijo exactamente lo que quería. Yo le entregué una caja de balas, él me pagó y se fue”.

Paddock, recordó Haig, le dijo que iba a montar “un espectáculo de luces” con las balas trazadoras. Esas balas dejan una estela visible al ser disparadas.

Haig dijo que se pregunta qué se perdió y no notó en su interacción con Paddock.

El nombre de Haig emergió por error el marres cuando se publicaron documentos de la corte casi cuatro meses después de la masacre.

Los documentos no revelan por qué las autoridades consideraban a Haig una persona de interés.

Funcionarios de la policía no respondieron a mensajes de la AP sobre Haig. El FBI y la fiscalía federal en Las Vegas declinaron comentar.

Los documentos muestran que inicialmente en la investigación las autoridades pensaban que Paddock debía haber tenido ayuda. Pero el reporte preliminar dado a conocer el 19 de enero dice que el FBI piensa que Paddock actuó por su cuenta.

Fuente: AP