Bajas temperaturas, fuertes vientos y abundante nieve. Estos son los efectos de la primera gran tormenta de invierno que golpea