Un video de la televisión ucraniana mostró el jueves escenas estremecedoras de manifestantes abatidos por los disparos de francotiradores y que después quedaban tendidos en el pavimento, mientras sus camaradas corrían a ayudarles. Con escudos para intentar protegerse, retiraban cadáveres en láminas de plástico o planchas de madera.

Según algunas versiones, los atacantes fuera de control, provocadores pagados por el Gobierno o unidades especiales rusas.

El Ministerio del Interior ucraniano admitió hoy disparos de la policía contra los manifestantes en Kiev, aunque adujo que fueron en "defensa propia".

Un total de 75 personas murieron hoy en la jornada más violenta de las protestas contra el régimen de .