Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Actualidad

Xi, el Supremo, por Virginia Rosas

El nombre de Xi Jinping ha sido incluido en los estatutos del Partido Comunista de China, un símbolo que lo ubica a la altura de MaoMao Tse Tung

Xi Jinping

Xi Jinping gobernará China por cinco años más. (AP).

AFP

Xi Jinping ha logrado en vida lo que solo Mao Tse Tung -el gran timonel- había conseguido: que los caracteres de su nombre queden grabados para siempre en el Olimpo del Partido Comunista Chino, máxima y única instancia de poder, considerado como la columna vertebral del país y que tendrá como tarea en los próximos 32 años guiar a China a su renacimiento histórico.

El ‘pensamiento Mao’ fue inscrito en la constitución del PPCH en 1945, durante el séptimo congreso. En él se sentaron las bases del sistema socialista de la recién fundada república. Sus ideas, plasmadas en el popular ‘Libro Rojo’, servían de base y guía en el aprendizaje escolar.

En 1981, sin embargo, el partido decretó, que solo el 70% de sus acciones fueron positivas. Mao se enfrascó en una despiadada revolución cultural que no solo ocasionó millones de muertes, sino que sumió al país en el oscurantismo. De ahí el 30% de error que, con benevolencia, le atribuye el partido.

Del pensamiento Mao fueron eliminados dos principios fundamentales: la lucha de clases y la clasificación de la población en categorías sociales.

Luego vendría Deng Xiaoping, llamado no sin cierta sorna, ‘el timonelito’, que en los 80 emprendió la modernización del país: abrió la economía de mercado sin abrirse a la democratización, pero promovió la ‘emancipación del pensamiento’ a fin de enfrentarse a los todavía afiebrados defensores de Mao.

El legado de Deng -que no ha sido llamado pensamiento, sino teoría- es el de haber elaborado una guía para la acción. Gracias a las reformas y al pragmatismo del ‘timonelito’ China inició el camino de la internacionalización.

Y finalmente llega Xi Jinping promete distribuir los frutos del crecimiento, mejorar la educación, abrirse a la democracia, al estado de derecho y a la protección del medio ambiente. Pero en el 2049. Mientras tanto, el poder del partido no será negociable, ni lo será en las próximas tres décadas. Para conseguirlo mantiene el control absoluto de las fuerzas armadas.

LEE MÁS DE MUNDO EN:

Tags Relacionados:

Xi Jinping

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada