Las protestas en Zimbabue contra un supuesto fraude en la elección presidencial dejaron el miércoles tres muertos cuando los militares abrieron fuego para reprimir las manifestaciones, alejando así las esperanzas de que esta votación marcaría el inicio de una nueva era para el país.

La policía lanzó gases lacrimógenos y utilizó cañones de agua en Harare para dispersar a los simpatizantes de la oposición que acusan a la comisión electoral de amañar los resultados de las legislativas en , comprobó un periodista de la AFP.

Reunidos delante de las oficinas temporales de la comisión electoral en la capital de Zimbabue, los manifestantes reaccionaron lanzando piedras.

Algunos de ellos enseñaban carteles de la oposición e hicieron una hoguera en medio de la calle. "No a un mal recuento", se podía leer en una de las pancartas.

Asimismo, en un vídeo publicado por medios locales se puede apreciar cómo varios militares, seguidos de un camión, se aproximan a una muchedumbre de seguidores del MDC mientras se escuchan disparos.

Según la radio privada Star FM, los soldados de Zimbabue desplegados estarían efectuando salvas de munición real para ahuyentar a los manifestantes.

El citado medio también asegura que los militares han reclamado a los periodistas que se encontraban cerca que apagasen sus cámaras.

Este miércoles por la mañana, la comisión anunció que el Zanu-PF, que gobierna el país desde 1980, lograría la mayoría absoluta de los diputados de la Asamblea Nacional en los comicios del lunes.

Los resultados de las presidenciales no fueron publicados de forma definitiva, pero el líder de la oposición Nelson Chamisa denunció que estaban siendo manipulados.

Las elecciones presidenciales, legislativas y municipales de este lunes son los primeros comicios en Zimbabue tras la caída de Robert Mugabe, depuesto en noviembre después de treinta y siete años en el poder.

Fuente: Agencias

TAGS RELACIONADOS