Trabajadores liberianos se preparan para tratar a pacientes por ébola en el Hospital de Bikoro, en la República Democrática del Congo. (Foto: AP)
Trabajadores liberianos se preparan para tratar a pacientes por ébola en el Hospital de Bikoro, en la República Democrática del Congo. (Foto: AP)
Redacción EC

El Ministerio de Salud de la República Democrática del  anunció el jueves que confirmó 11 nuevos casos de  y que hubo dos muertes relacionadas al brote en el noroeste del país.

Hasta el momento hay 10 casos sospechosos, 21 probables y 14 confirmados, por lo que existen 45 casos de ébola en el país, indicó la dependencia a través de un comunicado.

Agregó que se registró un nuevo deceso en Bikoro, en donde se anunció un brote de ébola la semana pasada y donde se presentó el primer fallecimiento. La nueva víctima estaba epidemiológicamente relacionada a otro caso. Se sospecha de otro caso en la muerte registrada en Wangata.

La agencia señaló que de 25 fallecimientos, solo se ha confirmado uno por ébola. El ministerio indicó que ningún otro profesional de la salud ha resultado contagiado.

Desde que comenzó el brote, una enfermera que murió y otros tres empleados del sector salud se encuentran entre los casos sospechosos.

Los reportes ocurren después de que el Congo anunció su primer caso de ébola en una ciudad importante. 

- Alerta y precaución -

Funcionarios de Naciones Unidas y autoridades congoleñas buscan evitar que el brote de ébola se salga de control, desplegando logística para mantener refrigeradas las vacunas recién llegadas al país, que requieren bajos niveles de temperatura en una región húmeda del ecuador con fuentes de energía poco fiables.

El portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Christian Lindmeier, dijo el jueves que el organismo de la ONU convocará a una reunión de su Comité de Emergencia el viernes para evaluar los riesgos internacionales.

Esta es la novena epidemia de ébola en el Congo desde que la enfermedad fue identificada en la década de 1970, pero también es más alarmante por el riesgo de transmisión a través del transporte habitual por río a la capital Kinshasa, una ciudad de 10 millones de habitantes.  

Potencialmente, lo más preocupante es un caso confirmado en Mbandaka, una ciudad de aproximadamente un millón de habitantes conectada con Kinshasa por el río Congo.

"Esto cambia la forma cómo debemos responder", dijo Peter Salama, jefe del programa de emergencia médica de la OMS a Reuters TV en Ginebra. "De la noche a la mañana, Mbandaka se ha convertido en la prioridad número uno para evitar que este brote se salga de control". 

Esta semana llegó al país una vacuna experimental pero altamente eficaz, que será aplicada primero a los trabajadores de salud, la cual requiere ser conservada a -80 grados Celsius en una región cálida y húmeda donde las temperaturas durante el día rondan los 30 grados.

"Por ahora, la cadena de frío está garantizada a -80 grados hasta Kinshasa", dijo a Reuters el ministro de Salud, Oly Ilunga. "Hay un frigorífico que se preparará (el jueves) ... en Mbandaka y que estará a -80 grados", añadió Ilunga en referencia a la localidad que es epicentro del actual brote.

"Esta vacuna ya no es experimental. La efectividad ha sido probada y validada", dijo el ministro. "Ahora que enfrentamos el virus del Ébola debemos usar todos los recursos que tenemos", agregó.

Fuente: AP / Reuters 

TAGS RELACIONADOS